Chips de calabacín al horno

Chips de calabacín al horno

Una de las delicias más sabrosas son unas patatas fritas, es un hecho difícil de negar, pero cuando se realiza una dieta para perder esos kilitos de más, hay ocasiones que hay que renunciar a ellas. Bueno, pues os queremos mostrar una alternativa con unos ricos chips de calabacín, que como haremos al horno, podemos limitar las calorías, haciéndolos ricos y saludables.
 

Origen de la receta

Sobre esta receta no hemos encontrado un origen claro, simplemente, tradición generalizada de desecar en el horno una verdura que finalmente queda crujiente y hace las veces de un chips o snack.

Chips de calabacín al horno

Nosotros hemos aprendido esta elaboración de chips de calabacín dentro de la Dieta de los 31 días de Agatta Roquette que hemos seguido varias veces como una dieta de choque, que además de efectiva, puede ser muy divertida, como puedes comprobar en nuestro gastroblog.
 

Ingredientes para preparar unos chips de calabacín

 

  • Un calabacín grande y gordo.
  • Papel vegetal para el horno.
  • Sal gorda.
  • Especias al gusto. Por ejemplo ajo picado seco.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 

 
chips de calabacín al horno

 

Cómo elaborar unos chips de calabacín al horno

1.- Precalentamos el horno, ya que vamos a necesitarlo.

2.- Lavamos el calabacín para eliminar cualquier aspereza o suciedad que pudiera arrastrar. Tras esto, lo cortamos en láminas. Nosotros lo hicimos trasversalmente, pero también lo puedes hacer con una ligera inclinación respecto al eje longitudinal para hacer láminas más grandes. Evidentemente, quitando las puntas.

3.- Colocamos en una bandeja que pueda ir al horno, sobre papel vegetal y sobre él, las láminas de calabacín recién cortadas.

Chips de calabacín al horno

4.- Espolvoreamos un poco de sal gorda, no mucha, las especias que más os gusten, aunque no os paséis. Y un chorrito pequeño de aceite de oliva virgen extra.

Chips de calabacín al horno

5.- Metemos al horno, calentado a 190ºC durante unos diez minutos. A partir de ese momento, hay que controlar cuando empiezan a dorarse los bordes de las rodajas de calabacín.

Chips de calabacín al horno

Tan solo hay que dejar al menos una hora a que se enfríen, para que se vuelvan crujientes y es un acompañamiento ideal para un plato principal, o como un snack ligero. En nuestro caso, fue un acompañante ideal para unas brochetas de pollo y verduras.
 

Propuesta de maridaje

Estos chips de calabacín dependiendo de cómo lo toméis, os propondremos una u otra forma de armonizar. Si decidís tomarlos como un snack, lo ideal sería una cervecita bien fresca, ya que es un aperitivo ideal.

Chips de calabacín al horno

En nuestro caso, era un complemento a unas brochetas de carne de ave, por lo que al ser este el plato principal, el maridaje que manda sería este. Os sugerimos un vino rosado o un blanco, por ejemplo, aunque por qué no, también un tinto del año fresco.
 
Y como acabáis de comprobar, se puede seguir haciendo dieta y disfrutar de unos snacks casero bien ricos y sabrosos, y además hechos en casa. O bien un acompañante distinto para sorprender con tu plato principal. ¿Y tú? ¿Sabías de esta alternativa a las patatas fritas? ¿Has probado ya hacer unos chips de calabacín? Cuéntanos tu experiencia haciendo chips de calabacín o con otros vegetales dejándonos un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.