Restaurante el Kiosko de Pamplona

Restaurante el Kiosko de Pamplona

Como podéis saber gracias a nuestros amigos de Destino y Sabor o por nuestra publicación sobre la degustación del vino rosado Príncipe de Viana, recientemente pasamos un día en Pamplona. Como en esa publicación, comimos juntos en el bar-restaurante el Kiosko de Pamplona. Queremos compartir nuestra experiencia gastronómica en este restaurante.

Pamplona y su gastronomía

Lejos de contaros una serie de topicazos sobre la gastronomía navarra, os diremos lo que vimos en las cartas de los menús de varios restaurantes. Os contaremos lo que hemos podido comprobar, que se trata de una cocina de poca manipulación y más basada en producto. Que ni es mejor ni peor que otras; pero requiere contar con una buena materia prima. No obstante, vimos que se le da una gran importancia a las verduras de huerta, como alcachofas, habas cardos y espárragos.

Verduras de Navarra

Pero también hemos visto que la carne es importante en las cartas de los principales restaurantes que vimos por toda Navarra, así destacando los chuletones, tanto de buey como de ternera, y en menor medida cochinillo o cabritos, que suelen estar guisados o estofados; por ejemplo, el cordero al chilindrón. Y en cuanto a pescados, no muchos, y más que nada o pescado de río, como truchas; o bien pescado del cantábrico.

Restaurante el Kiosko de Pamplona

Y todo esto, además de los clásico platos de un menú del día o bien, a la carta, hemos visto que se conjuga en el formato de pinchos o pintxos, como en País Vasco. Prácticamente todo, puede terminar en un canapé con un pincho en una combinación exquisita. Y antes de que nos saquéis los ojos, no, un canapé y un pincho no es lo mismo, ya lo decimos nosotros.

Experiencia en el restaurante bar El Kiosko de Pamplona

Pasamos un día en Pamplona, recorriendo esta ciudad. Ya la habíamos visitado en el pasado, fruto de ello podéis conocer nuestra experiencia previa en el restaurante la Mandarra de la Ramos. Y la verdad es que este restaurante el Kiosko estaba relativamente próximo, pero en esta ocasión, tuvimos un buen tiempo y decidimos estar mejor en una terraza de la Plaza del Castillo, una zona muy agradable.

Plaza del Castillo de Pamplona

El local se encuentra orientado al este, por lo que la terraza a medio día queda entre sol y sombra. Dentro no sabemos cómo es exactamente, porque todo el servicio nos lo ofrecieron directamente en la mesa. La atención muy agradable. Menos más que llegamos pronto, porque enseguida se llenó de gente.

Local de Pamplona

La carta y el menú

Este bar restaurante posee una carta con una variedad interesante de platos; incluyendo platos informales, como platos combinados, hamburguesas gourmet, bocadillo y sándwiches, además complementada con una variedad de pinchos y raciones en la barra. Imaginamos que se pueden disfrutar igualmente en la terraza. El caso es que nosotros nos decantamos por el menú del día, que ofrecía hasta cuatro primeros y cuatro segundos a elegir, más postre.

Nuestros primeros del menú

Nos decantamos por algo sencillo; unas alubias pintas, muy oscuras, estofadas y que en Pamplona llaman pochas. También nos pedimos un calabacín relleno de carne y con queso gratinado sobre cama de una salsa de tomate, cuyo nombre no recordamos ahora.

Primeros plantos

Ambos platos estaban muy buenos, el calabacín nos recordó mucho a nuestra receta de calabacín relleno de carne.

Nuestros segundos

De segundo, nos fuimos a por platos de carne. Un chuletón de ternera con guarnición, al que habían macerado en especias. Muy sabroso y jugoso, estaba al punto. Estaba buenísimo. Otro segundo, fueron unas supremas de ave con recubrimiento crujiente y salsa de setas. Un nombre muy largo para unas pechugas de pollo empanadas, sobre una crema de champiñones.

segundos plantos

Igualmente, la carne en su punto y las pechugas perfectas. La salsa de champiñones no se había triturado del todo, para conservar parte de la textura. Muy bueno de sabor y el crujiente le daba ese toque “crunch” tan atractivo.

Y también cayó un postre

Pues sí; estaba incluido en el precio del menú. Tomamos un coulant de chocolate, un postre un tanto francés cuya combinación de caliente y chocolate líquido estaba buenísima. Incluso para poco amantes del chocolate. Y luego tomamos lo que llaman “Pastel vasco”, un dulce local muy sabroso con un bizcocho emborrachado, pero muy ligero.

bar el Kiosko de Pamplona

Para beber, un vino rosado de Navarra

Ya no recordamos, pero creemos que este vino venía incluido en el precio del menú. Un vino rosado Príncipe de Viana. Un rosado de la DO. Navarra, súper afrutado y súper fresco. Con los primeros se combinaba fantásticamente bien. Con los segundo, igual se quedaba corto con el chuletón de ternera, ya que estaba muy especiado. Pero con las supremas de ave, magnífico.

Botella y copa de vino rosado Príncipe de Viana - A Tavola con il Conte

Y para pagar

¿El precio? por cada menú, pagamos en total, incluyendo el vino y el agua, 15,25 €/persona. Con un servicio amable, bastante eficiente y un lugar tan bueno, la verdad es que lo damos por bien pagado. Nos gustó mucho.

Situación del Restaurante Bar el Kiosko

Restaurante bar El Kiosko de Pamplona
Plaza del Castillo, 14 (ver en un mapa)
31001 Pamplona, Navarra
Telf.: +34 948 22 03 42

Y ya veis que seguimos encontrando lugares interesantes donde disfrutar de la mejor gastronomía a precios asequibles. A nosotros este sitio nos ha encantado, tanto el menú, como el trato, como la situación. Lo tendremos en cuenta para futuros viajes por Pamplona, porque volveremos seguro.

¿Y vosotros? Los que ya habéis disfrutado de la cocina de El Kiosko de Pamplona, ¿Qué os parecido este restaurante? ¿Podrías recomendarnos más restaurantes parecidos para otros viajes a esta hermosa ciudad? Dejadnos un comentario con vuestras sugerencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.