El lenguaje de los cubiertos en la mesa

lenguaje de los cubiertos en la mesa

Hace tiempo que no tratamos una entrada dedicada a la gastronomía en general. Pero aun así, no queremos olvidarnos de nuestro lema, “El gastroblog de la buena mesa. Y esto implica también hablaros del lenguaje de los cubiertos. Esto casi tiene más que ver con protocolo, pero bueno, a nosotros nos parece interesante, y esperamos a que a vosotros también os guste.

Protocolo básico en la mesa

Nos hemos encontrado, en muchas ocasiones, que la gente no sabe mucho de protocolo; igual escribimos de aquí en adelante algunas entradas con normas básicas; porque aunque nos gusta, no nos sentimos lo suficientemente expertos como para «sentar cátedra». Vamos a abordar las cuestiones más típicas antes de hablaros del lenguaje de los cubiertos.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

¿Dónde va el pan de cada comensal?
Esta es una pregunta muy frecuente; sobre todo cuando la mesa está muy llena de gente y casi no hay sitio. La respuesta es, vuestro pan es el de la izquierda, siempre.

¿Cuál es la copa de agua, y cuál la del vino?
Es curioso, porque hemos encontrado respuestas contradictorias. En nuestro caso, como winelovers y que buscamos sacarle el máximo partido al vino, para el vino, siempre debería ser la copa grande, la que permite disfrutar más de los aromas. Es cierto que hubo una moda en las cuberterías de poner copas de vino pequeñas, no entendemos porqué.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

¿Cuál es el orden de los cubiertos?
Siempre, de fuera a dentro. Si os sirve de referencia, cuando hay dos tenedores y no son iguales, el de pescado es el que tenga menos puntas; tres generalmente.

Si lo entendemos, cómo se deben colocar. Tenedores a la izquierda, cucharas y cuchillos a la derecha. Es fácil de recordar pensando que las personas diestras, que somos mayoría (lo sentimos por los zurdos, el protocolo juega en su contra), usamos la derecha para usar la cuchara y el cuchillo; mientras que el tenedor, podemos usarlo tanto con la derecha como con la izquierda.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

¿Cuál es el orden de los platos en un menú?
El famoso entrante/aperitivo, primero, segundo y dulce, no era la forma tradicional española. Al igual que en muchos lugares de Europa. Pero con la expansión de “lo francés”, se impuso esta moda, que originalmente era incluso mayor, con varios primeros, varios segundos. Esto, para quién se lo podía permitir, claro.

Curiosamente, lo tradicional en España era sacar varios platos, cuando se podía, y cada cual se servía lo que quería de cada uno de ellos, a su plato. Una especie de,.. “a picar”. El cambio de esta tendencia, que no ha desaparecido, aunque queda como algo informal, se dio en España con la llegada de Felipe V de Anjou. A Europa, esta tendencia se fue imponiendo con las invasiones napoleónicas y los afrancesados, que los hubo por todas partes.

¿A qué lado se pone el móvil en la mesa?
Nooooo!!! Nunca el móvil en la mesa; Salvo que seas un gastroblogger 😀 y estés documentado el lugar. Pero, el móvil, en la mesa, ¡no tiene cabida!

lenguaje de los cubiertos en la mesa

Bueno, según se nos ocurran dudillas sencillitas, en la medida de lo posible, intentaremos resolverlas. Ahora, vamos a mostraros el lenguaje de los cubiertos.

El lenguaje de los cubiertos

Antes de nada, indicaros el porqué de este lenguaje. La idea era compartir información sin tener que hablar, el comensal indicaba el momento en el que estaba del plato, así como si le había gustado, o no. Este lenguaje era entendido por comensal y camarero, cosa, que actualmente en pocos restaurantes hemos podido comprobar que entienden este lenguaje de los cubiertos.

Creemos que pueden existir alguna expresión más de las que hemos recogido, pero de momento las desconocemos y ya son bastantes para empezar.

-“¿empezamos?”-

Venga, este es más un chascarrillo. Es tener los cubiertos en la posición original, con el tenedor a la izquierda y el cuchillo a la derecha. ¡¡¡Queremos empezar ya a comer!!! ¿Qué hambre, no?

lenguaje de los cubiertos en la mesa

-“Me ha gustado”-

Esta expresión se consigue colocando los cubiertos en paralelo a la mesa. Se indica justo al camarero cuando recoge el servicio el buen hacer de la cocina, cosa que debería comunicar.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

-“No me ha gustado”-

Esta expresión es totalmente opuesta a la anterior, por lo que se indica con los cubiertos cruzados a 90º entre sí, formando una “X”. Estamos indicando nuestro disgusto por lo servido.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

-“Espere, no he terminado”-

¿Cuántas veces el camarero nos pregunta si puede retirar ya el plato? Sobre todo si aún queda comida en él. Esto se solucionaría con esta expresión. Se deben colocar los cubiertos en ángulo, pero sin cortarse.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

-“He terminado, puede retirarlo”-

En este caso, vamos a juntar ambos cubiertos en paralelo, en perpendicular a nuestra línea de la mesa. De haber comida en el plato, se podría interpretar como que no se quiere más.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

-“Siguiente plato, por favor”-

En este caso, vamos a cruzar los cubiertos, formando un símbolo de suma. Esto podría chocar con lo anterior; desde nuestro punto de vista, la diferencia está en que se suele hacer con el plato vacío.

lenguaje de los cubiertos en la mesa

Conclusión

El protocolo, bien entendido tiene su hermosura. No obstante, tampoco hay que vivir rígidos a él. Lo importante, que sea una ayuda a nuestra vida. Igualmente, esto, no deja de ser algo totalmente occidental, porque tal y como recordáis, en las entradas sobre cómo preparar sushi, os enseñamos una forma de comer con palillos, que tiene también su protocolo.

Y vosotros, ¿Cónocias ya el lenguaje de los cubiertos? ¿Alguna vez habéis captado que vuestro camarero entendía los mensajes? Qué otras cosas consideráis interesantes que compartamos, dejándonos un comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.