Gastroexperiencias en Viseu

Portada de las Gastroexperiencias en Viseu

La verdad es que, en general para los españoles, Viseu no es más que otra población de Portugal, entre el curso del Tajo y del Duero, pero en reciente viaje que hemos podido realizar junto a los amigos y compañeros de Destino y Sabor, descubrimos, en varias gastroexperiencias en Viseu, que esta ciudad tiene merecido el reconocimiento como una de las mejores ciudades donde disfrutar de la mejor gastronomía tradicional portuguesa.

Catedral de Viseu
 

Una escapada por Viseu

La ciudad de Viseu no es muy grande, al menos lo que realmente podemos considerar interesante para un turista. Su casco histórico, aunque interesante, no es muy grande y los principales atractivos turísticos se pueden visitar en un día.

No obstante, uno de los aspectos que más nos llamó la atención es la publicidad que siguen haciendo al hecho de que, durante un año fueron Capital Gastronómica de Portugal. Queremos pensar que es un hecho similar a lo que se viene realizando en España. La verdad es que no indagamos mucho en este aspecto.

Rua Diritta de Viseu donde hay bastantes restaurantes

El caso es que por diferentes motivos, tuvimos que pasar más tiempo de lo que habíamos pensado en un principio, lo que nos permitió conocer varios lugares donde comer y cenar, por lo que tuvimos varias gastroexperiencias en Viseu. En lugar de contaros experiencia por experiencia, vamos a tratar de condesarlas en una única publicación.
 

Comer como un turista en Viseu, gastroexperiencia en el Restaurante Colmeia

Aunque usamos el término turista, que algunos contextos entre viajeros experimentados puede sonar un poco despectivo, no es nuestro caso. Simplemente, que al tratar nuestra experiencia en este restaurante, vamos a contaros que por su situación, en un lateral de la Se de Viseu, con una preciosa terraza, y en la parte más alta de la ciudad, pues resulta perfecta para un turista ocasional.

Fachada del Restaurante Colmeia en Viseu

No obstante, dicho esto, hay que reconocer que la carta de este restaurante es muy tradicional, con platos de la cocina portuguesa de toda la vida.

Aunque quisimos comer en la terraza, esto fue imposible, sencillamente había una cola inmensa de gente esperando comer en la terraza, pero nos ofrecieron comer dentro, y bueno, después de ver varios restaurantes en esta zona llenos y siendo “tarde”, pues mejor no esperar mucho.

Terraza exterior del Restaurante Colmeia

En el comedor interior

Salvo los mejores restaurantes de Portugal, casi todos los que hemos visto suelen ser muy sencillos, con unas decoraciones más funcionales y prácticas que elegantes, pero no nos gusta opinar una gastroexperiencia solo por la decoración. Más importante es el trabajo en la cocina y la atención del servicio.

Comedor interior del Restaurante Colmeia

Los que nos conocen en persona saben que viajamos acompañados de niños muy pequeños, por lo que llevamos un carrito de bebe. En este restaurante inmediatamente nos ayudaron a aparcarlo, nos trajeron tronas, muy cómodas para ellos y el trato, pese a que no hablan español, se hacían por entender.

Nuestro menú

Nos sugirieron varios platos de la casa, sobre todo teniendo en cuenta los tiempos de elaboración, ya que indicamos que teníamos cierta prisa.

Uno de los aspectos de la gastronomía tradicional portuguesa es, que sus menús siempre empiezan con un plato de sopa o una crema de verduras. Incluso en verano, que la sirven fría. Nos ofrecieron una sopa de verduras, cortada en juliana y que tenía toda la presencia de ser casera, triturarla, con un poco de carne para los niños. Este es un detalle que nos encantó, y es más, no nos lo cobraron. ¡Detallazo!

Sopa de verduras típicas como primer plato en portugal

Otro aspecto es que, debido al largo contacto con la India, su gastronomía se ha fusionado en algunos aspectos con la de allí, o bien, los portugueses la llevaron allí. En fin, nos decantamos por lo primero. Casi todos los platos principales se sirven con un acompañamiento extra de una ensalada fresca y arroz blanco, en ocasiones aromatizado, como cuando hicimos nuestro Curry de Pollo Tikka Masala.

Como las raciones son siempre abundantes, nos pedimos un par de platos principales que fuimos compartiendo. La verdad es que quedamos satisfechos con las cantidades.

Entrantes

Además de la sopa típica, se suelen servir embutidos y quesos de la zona. Al menos en los lugares que visitamos. En este caso, un queso tierno, parecido a los quesos que preparan en Galicia y algo de jamón serrano, o como dicen ellos presunto.

Entrante de jamón y quesos portugueses del menú que disfrutamos en Viseu

Ojo, porque lo sirven aunque no lo pidáis y luego os lo cobran. Si no lo vais a querer pagar, no lo toquéis y pedid que os lo retiren según llega. No obstante, no suele ser caro, pero en Portugal te cobran por todo.

Nuestros platos

Tomamos un plato extraño. Se traduciría como “Masa del campesino”. Es una plato curioso que mezcla un poco de todo; literalmente. Tiene pasta, similares a los rigatoni, pero mezclado en un guiso de verduras con carnes y una salsa muy especiada. Raro, sí, pero muy rico.

Platos principales del Restaurante Colmeia

Igualmente, tomamos un bacalhau rebozado, tipo a la romana, que como sabréis es típico de Portugal y que saben preparar de más de mil formas distintas a cual más buena. El acompañamiento para este pescado fue una ensaladilla rusa muy sabrosa.

Acompañamos de vinho verde

Habiendo bacalao, nos decantamos por una botella pequeña de vinho verde. Ligero y refrescante nos acompañó en esta comida muy bien. Igualmente tomamos buena cantidad de agua, porque en el interior de Portugal en verano hace bastante calor.

Vinho Verde

Estos vinhos verdes ya los conocíamos de anteriores viajes por Portugal. Se elaboran también en la zona norte del Douro portugués. En una de nuestras visitas, nos trajimos el vinho verde Terra d’Inés. La uva se cosecha antes de llegar al punto de maduración normal, por lo que es ácido y fresco. Muy afrutado, por lo que es perfecto para acompañar al pescado.

Postre y café

Comimos quizás más de lo que debíamos, pero estaba todo muy sabroso. Compartimos un postre. Una especie de tiramisù, aunque más seco y hecho con galleta. Estaba bueno, aunque no nos convenció. Lo vimos en otros sitios de Portugal.

Lo que si tomamos fue unos cafés portugueses, que aunque potentes, creemos que ya no son esos cafés que se cortaban con cuchillo de los densos que eran. Personalmente no son unos cafés que nos atraigan especialmente. Dicen que se parecen al café italiano, pero no llegan.

Y el precio fue de,..

Tras todo esto, que no podríamos comer más. Incluso que no pudimos terminar todo, y salvo el postre, nos gustó todo muchísimo, pagamos para 33,30€. Vamos, algo muy económico.

Situación del Restaurante Colmeia

Restaurante Colmeia
Rua Ameias, 12 (ver en un mapa)
3500-075 – Viseu.
 

Comida más étnica, Restaurante Congolesa

En otra ocasión cenamos en otro restaurante, mucho más fusión africana-portuguesa. Se llega por la Rua Direita, que se llega bordeando la Se y bajando por detrás del ábside.

Esta zona es más antigua, menos romántica o barroca; y más medieval. Son calles más estrechas y sinuosas, pero con más vidilla. Aquí hay varios restaurantes típicos, incluso uno, que nos pareció una especie de comedor social, por los precios tan reducidos, pero que estaba lleno de toda clase de gente.

Entrada al Restaurante La Congolesa en Viseu

Entre los que vimos y nos llamó la atención, se encuentra este restaurante, que fusiona la cocina portuguesa con la gastronomía africana.

No tenemos la experiencia documentada, pero nos pareció interesante y curiosa, aunque nos fuimos a platos de más corte europeo. Aunque había de todo, y barato.

Menú de la Congolesa en Viseu
 

Comida típica portuguesa para portugueses, la Churrasqueira A Viela

En la última ocasión en Viseu buscamos un lugar donde comer, que estuviera fuera del circuito típico de los turistas, y nuevamente, bajando por esta zona más antigua de Viseu, llegamos a la plaza Largo Mouzinho de Albuquerque. Allí teníamos varios restaurantes echados el ojo, pero estaban cerrados por descanso o vacaciones.

El caso fue que, entando por una bocacalle, no especialmente atractiva, dimos con esta Churrasqueira. Una especie de trattoria si estuviéramos hablando en Italiano. Más que un restaurante, una casa de comidas.

Fachada del Restaurante Churrasqueira A Viela de Viseu

El lugar estaba casi peor decorado que los anteriores, aunque la cocina y el trato, como en otras experiencias que os hemos hablado fue exquisito con nosotros. Os diremos que es un restaurante para portugueses.

Nuestro menú

Como en otras ocasiones, nos ofrecieron la sopa, y nuevamente pedimos que nos la preparan como una crema para los niños pequeños. Pedimos solo dos platos principales, que con sus guarniciones es una comida completa.

En este caso pedimos un bacalhau a la brasa, que estaba buenísimo, aunque algo salado para nuestro gusto, que es de comer casi sin sal. Se acompañaba de muchas verduras cocidas, que con un toque de vinagre estaban muy buenas, así como patatas pequeñas asadas.

Platos en el Restaurante Churrasqueira A Viela

También disfrutamos de una carne a la parrilla; unas costillas de cordero. Las acompañaban arroz blanco y patatas de dos tipos. Excelente.

Para los niños, pedimos algo tipo “menú infantil” que completara la crema de verduras. Unos escalopes de pollo con guarnición de patatas. Sí, es algo simple, pero les encanta y aún no buscan sabores que les sorprendan.

Sopa del Churrasqueira A Viela

Vino de la casa

Además de mucho agua, pedimos un vino de la casa. Un Douro sin más. Un vino joven de mesa fácil de tomar, pero que no deja especialmente huella. Lo pedimos porque nos lo aconsejaron, aunque creemos que hubiéramos acertado mejor con un blanco.

Final de la comida

En esta ocasión no pedimos postre. No podíamos comer más. Ni siquiera un dulce de postre. Simplemente os diremos que pedimos que nos preparan lo que había sobrado para llevar en un tupper y cenamos aquella noche en la casa rural donde nos alojamos.

Aunque el precio fue igualmente bastante bajo, salimos a un total de 32,20 €, nos cobraron 60c€ por meter la comida en el tupper. Bueno, el montante final no fue caro, aunque cobraron más pan del que necesitamos, porque nos pusieron dos raciones y una ni se toco.

Interior del Churrasqueira A Viela

Y bueno, vimos algunos restaurantes interesantes en el entorno de Jardim das Mães, con decoraciones elegantes y cuidado el acabado y la presentación, pero no nos dio tiempo a conocerlo. Igual en otro viaje.

Situación del restaurante

Restaurante Churrasqueira A Viela
Travesia Sao Lázaro, 14 (ver en un mapa)
3500-190 – Viseu.
 

Otros lugares que vimos para comer

Aunque no entramos en otros sitios más en Viseu, vimos otras alternativas que nos llamaron la atención. Como un restaurante español de corte andaluz, aunque ofrecía gastronomía de toda España, como paellas, tortilla de patatas,.. Este, estaba junto a la Igreja Nossa da Misericordia. Curioso, sin duda, aunque no podemos deciros cómo es. Puede ser interesante si vivís allí y tenéis «morriña» por la tierra.

Restaurante Andalucía de Viseu

Junto a la plaza donde se encuentran los Jardim das Mães, también vinos varios restaurantes de hoteles. La verdad es que eran muy elegantes y caros. Seguramente se comerá bien.
 
 
Y ya veis, os hemos contado varias gastroexperiencias en Viseu que podéis disfrutar en un viaje a nuestro país hermano. No son tantas las cosas que nos separan y es casi, sentirse “como en casa”.

¿Y vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia gastronómica en Viseu? ¿Cómo os fue? Compartid la experiencia si queréis en un comentario. Seguro que es muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.