Gnocchi ai quattro formaggi

Gnocchi ai quattro formaggi

Os proponemos una forma clásica y fácil de preparar uno de los platos más típicos del norte de Italia. En esta ocasión hemos cocinado unos gnocchi o ñoquis en Español, pero podrías usar pasta fresca (rellena o no) y pasta seca, para acompañar esta salsa ai quattro formaggi (o a los cuatro quesos).
 

Origen de la receta

Tal y como ya hemos indicado alguna vez, especialmente cuando hablamos de cómo preparar gnocchi caseros, esta forma de pasta es originaria de la Italia del norte, en las regiones cercanas al antiguo Imperio Austro Húngaro, como lo fueron las regiones de Friuli y Trentino-Alto Adige. Representaban una alternativa a la pasta tradicional de trigo.

Gnocchi ai quattro formaggi

Esta salsa de quesos es una mezcla de lácteos, fáciles de encontrar y que en origen, parece ser que fue una adaptación de una salsa de origen francés, la salsa Mornay, pero que en Italia empezaron a utilizar los quesos mozzarella, gorgonzola, parmiggiano reggiano y pecorino.

Y aunque a la hora de realizar esta salsa ai quattro formaggi, podéis usar cuales quesos tengáis ‘a mano’, siempre recomendaremos usar estos últimos, ya que son los quesos típicos italianos y que van a ser los más originales. No obstante, usad los que más os gusten.
 

Ingredientes para unos Gnocchi ai quattro formaggi

  • Gnocchi, caseros o frescos.
  • Paquete de nata para cocinar.
  • ½ de puerro.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal fina.
  • Especias variadas, tomillo, pimienta negra,..
  • Quesos variados, recomendamos Parmiggiano reggiano, Grana Padano, Mozzarela y Gorgonzola.

 
Ingredientes para preparar un Gnocchi ai quattro formaggi
 

Elaboración de los Gnocchi ai quattro formaggi

De esta receta, lo más laborioso siempre será preparar la masa de pasta, si os decidís por hacerla a mano. Los gnocchi tradicionalmente son de patata, aunque como os enseñamos también, se pueden preparar gocchi di Zucchini o ñoquis de calabaza, que son algo más suaves de sabor, pero de una textura más fuerte.

1.- Vamos a empezar por limpiar y cortar un puerro. Realmente no es necesario para esta salsa, se podría usar una cebolla o incluso nada, pero nosotros la usamos porque suaviza el sabor y crea una cierta textura sin aportar sabor intenso. Desde hace tiempo, lo picamos muy fino con el accesorio de picadora de la batidora.

2.- Eliminamos la primera y segunda capa, que podemos usar en el caldo y picamos el núcleo del puerro para pocharlo en una sartén al fuego con aceite de oliva extra virgen.

picamos el puerro, la cebolla o lo que queráis y lo pochamos

3.- Cuando esté bien pochada la cebolla o el puerro, esto es la parte más lenta, añadimos la nata, y la calentamos en la sartén hasta que empiece a cocer. Removemos con una cuchara de palo continuamente para que no se queme.

4.- Con la nata bien caliente, podemos ir añadiendo los queso; del más curado al más fresco. Con el calor, el queso se irá integrando en la nata, volviéndose cada vez más espesa.

5.- Poco a poco, se puede ir añadiendo los demás quesos en trozos pequeños. Si usáis un queso azul, como un Cabrales, Valle de Valdeón, Roquefort o Gorgonzola, no abuséis, sobre todo si no os gustan los quesos muy potentes de sabor. Aunque la nata suaviza algo, pueden seguir siendo muy fuertes.

Añadimos los quesos en trozos pequeños que se van fundiendo en la nata cociendo

6.- Cuando la salsa queda con una textura homogénea, sin grandes grumos de queso, podemos añadir especias. Con el queso siempre queda muy bien una pimienta negra y el tomillo, pero puedes añadir la que más te guste.

Añadimos las especias al gusto a la salsa

7.- Mientras la salsa se termina de hacer, vamos a cocer los gnocchi. Tened en cuenta que tardan aproximadamente 2 minutos en cocerse, por lo que lo mejor es tener el agua caliente justo cuando la salsa ai quattro formaggi esté casi lista.

8.- Como os explicamos en nuestros trucos para hacer pasta italiana a bajo coste, nuestra sugerencia es hacer un caldo de verduras. Para ello, nosotros usamos restos del puerro o de la cebolla que no usamos, un diente de ajo y una hoja de laurel.

9.- Añadimos los gnocchi a la olla con agua cociendo; Al principio, gli gnocchi, se van al fondo, pero al cocerse, flotan. Cuando floten, significa que están cocidos y tan solo tendremos que retirarlos del agua.

Cocemos los gnocchi en el caldo improvisado

TRUCO: Del agua cocer la pasta, podéis añadir un poco a la salsa y remover con la cuchara de palo. Es uno truco para aligerar la salsa, si os queda demasiado espesa, y le dará un toque muy bueno.

Y, de la olla a un plato hondo para la presentación. Nuestra sugerencia es cubrir con un poco de esta salsa que hemos hecho, aunque sin saturar; y si sobra salsa, a un salsero y quien quiera, que se añada más. Siempre habrá que n tenga demasiado queso o quién lo gratina, aunque nosotros no lo hacemos. El toque visual, además de frescura, lo aporta un poco de pimienta de colores recién molida y perejil picado.

Propuesta de maridaje para nuestros gnocchi al quattro formaggi

Estamos frente a un plato que en esencia es lactovegetariano; por esto, creemos que debes huir de los vinos tintos potentes. Nosotros recomendamos vinos sin crianza y muy afrutados. Los vinos rosados van muy bien.

Presentamos los Gnocchi ai quattro formaggi

En esta última revisión, nos hemos decantado por un rosado de Navarra, parecido al Rosado Príncipe de Viana, pero de la Bodega Vega del Castillo, de Olite. Un vino con mucha fruta y toques florales.

Y ya veis, no es nada complicado preparar en casa uno de los platos más típicos de Italia, gnocchi ai quattro formaggi. Es además una forma muy sabrosa de disfrutar pasta y sobre todo, diferente a los macarrones con chorizo.

¿Y vosotros? ¿Ya conocías esta forma de preparar salsas de quesos? ¿Qué otros quesos se os gustan para cocinar? Dejadnos un comentario con vuestros queso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.