Lechazo castellano con patata panadera

Lechazo castellano con patata panadera

Aunque no nos hemos centrado casi nunca en la cocina castellana tradicional en nuestras recetas, no significa que no hagamos nuestras incursiones. Inspirados en la cocina tradicional de nuestros ancestros, hace unas semanas realizamos un clásico. Unas paletillas de cordero lechal, o lechazo, con patatas panaderas.
 

Origen de la receta

Los asados han sido una de las elaboraciones más tradicionales de la cocina castellana. Puesto que podías ponerlos a asar, mientras tenías tiempo para realizar otras tareas.

Formas de preparar lechazo asado, casi como pueblos en la meseta norte de España. Hemos elegido esta forma de asar el lechazo castellano con patata panadera porque es muy simple y sabroso, fácilmente maridable con un potente vino crianza de la Ribera del Duero, y esta forma de asar, respeta el sabor perfectamente.

Lechazo castellano con patata panadera

El término de patatas panaderas, entendemos que procede de asar las patatas en el horno; el mismo horno que el panadero usaba para hacer pan, se usa más tarde para asar la carne, y por tanto, también las patatas.
 

Ingredientes del lechazo castellano con patata panadera

 
· 1 ó 2 paletillas de lechazo, aunque también puede ser pierna, aunque es menos tierna.
· 4 ó 5 patatas, según tamaño.
· Varios dientes de ajo
· Mezcla de especias, perejil, orégano, tomillo, pimienta negra en grano,..
· Sal
· Aceite de oliva extra virgen
· Copita de vino blanco
· Vaso de agua
· Hojas de laurel
 

 
Ingredientes para preparar un Lechazo castellano con patata panadera

 

Elaboración de las paletillas de lechazo castellano con patata panadera

1.- Verás que esta elaboración es realmente sencilla. Lo importante es hacer un majado de especias con sabor, aunque eso es facilísimo. En un mortero, añadiremos unos dientes de ajo.

2.- Añadimos las especias que tengamos. Para este tipo de carne, sugerimos que no te falte tomillo y romero, porque son especias que surgen de forma natural y son muy aromáticas, que es uno de los puntos que estamos buscando.

3.- Añadimos un poco de sal y machamos esta mezcla lo máximo posible. Cuando esté bien mezclado, en una pasta más o menos homogénea, podemos añadir un corrito de aceite de oliva extra virgen. Nos estabilizará los sabores, impidiendo que se oxiden y potencia el sabor.

4.- Lo ideal es dejar macerando esta mezcla de especies al menos una hora, para que se mezclen los sabores, aunque no es fundamental.

  • 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 1 - A Tavola con il Conte 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 1 - A Tavola con il Conte Lechazo castellano con patata panadera - Majado 1 - A Tavola con il Conte
  • 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 2 - A Tavola con il Conte 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 2 - A Tavola con il Conte Lechazo castellano con patata panadera - Majado 2 - A Tavola con il Conte
  • 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 3 - A Tavola con il Conte 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 3 - A Tavola con il Conte Lechazo castellano con patata panadera - Majado 3 - A Tavola con il Conte
  • 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 4 - A Tavola con il Conte 1. Lechazo castellano con patata panadera - Majado 4 - A Tavola con il Conte Lechazo castellano con patata panadera - Majado 4 - A Tavola con il Conte
     

5.- Dejando reposar esta mezcla de especies, podemos untar las piernas o paletillas de lechazo. En otras regiones de España usan cordero, pero en Castilla y León se usa lechazo, porque su carne es más jugosa y sabrosa. También recomendamos dejar un tiempo la carne untada con esta mezcla de especias, porque así se mezclarán sabores.

Lechazo castellano con patata panadera

6.- en una fuente para horno, pondremos las piezas de lechazo con especias con un poco de agua, vino blanco para guisar y dos hojas de laurel.

7.- El horno lo pondremos a precalentar una media hora antes, a 210ºC. Cuando introduzcamos el lechazo, lo dejaremos 25 minutos dentro a 200ºC.

8.- Mientras se hace el asado, vamos a pelar las patatas. La idea es hacer una cama con rodajas de patata de aproximadamente un centímetro de espesor. Por lo que no hagas de más, ni de menos.

Lechazo castellano con patata panadera

9.- Cuando pasen los 25 minutos del lechazo en el horno, lo sacamos. Es aconsejable contar con un plato auxiliar. Pues vamos a sacar las piezas de lechazo. En la bandeja colocaremos las patatas cortadas. Les añadimos pimienta molida.

Lechazo castellano con patata panadera

10.- Ponemos las piezas de lechazo por el otro lado, para que se haga por los dos lados, y lo volvemos a meter en el horno durante otros 30 minutos a 210ºC.

11.- Si vemos que le falta caldo, podríamos añadir más vino y agua, pero no os paséis, porque queremos que esté asado, no cocido. Un exceso de caldo no ayuda a conservar el sabor.

Lechazo castellano con patata panadera

Ya solo nos quedará controlar que la carne esté bien hecha. Vigilándolo de vez en cuando. Si nos ha quedado mucho caldo, podemos apagar el horno, dejando el lechazo dentro pero con calor, para que lo absorba poco a poco o se evapore.

Maridaje del lechazo castellano con patata panadera
 

Propuesta de maridaje

Tal y como hemos adelantado al inicio, lo que mejor creemos que le pega a este lechazo castellano con patata panadera es un vino tinto con crianza. Nuestro majado potente de especias tiene mucho sabor, por lo que el vino ha de ser capaz de equilibrarlo.

En esta ocasión usamos un vinazo de la DO. Ribera del Duero. Se trata del tinto de la Bodega Pago de los Capellanes. Puedes conocer mejor cómo es en esta entrada de Destino Castilla y León.

Lechazo castellano con patata panadera

Bueno, pues ya has visto que es bastante fácil, así que no le tengas miedo a los asados. Podéis hacerlo tranquilamente en casa, y aunque no tengas un horno de leña, esta es una forma de disfrutarlo con tu horno eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.