Así hacemos la masa de una pizza casera

Masa para pizza casera

Siempre nos ha atraído la idea de elaborar nuestra propia pizza casera. Tras un par de intentos que sin ser de sabor malos, en cuanto a esfuerzo, tiempo y limpieza, fueron unos auténticos desastres, abandonamos la idea. Pero un día, probamos a utilizar los periféricos de la batidora, y como el resultado ha sido el exitoso, queremos contaros cómo hacemos desde entonces pizza casera.
 

Origen de la pizza

La pizza es un pan plano horneado cubierto, en general, por una salsa de tomate y otros ingredientes frescos. El origen de la pizza moderna es la ciudad italiana de Nápoles, donde por sus cualidades, está reconocida con una Denominación de Origen desde el 2010.

masa de pizza casera
 
En Nápoles se cuenta que ya se tomaba la pizza moderna desde el siglo XVIII, que aunque prohibida en la corte, el rey Fernando I se escapaba para poder disfrutar de este plato. Pero la verdadera expansión al resto de Italia llego de mano de la primera reina de Italia, la Reina Margheritta, durante una visita a Nápoles donde pudo probar este plato de pan plano con tomate, orégano y queso. Al quedar tan fascinada, esta pizza quedó bautizada con este nombre y se popularizó en toda Italia.

De ahí, al resto del mundo fue relativamente fácil, con la emigración italiana, especialmente a Estados Unidos.
 

Ingredientes para elaborar una masa de pizza casera

Esta es la versión que nos enseñaron para una pizza de ración; para mayores cantidades tan solo habría que añadir cantidades proporcionalmente.

 
· 100 gramos de harina de trigo duro.
· 1 cuchara pequeña de sal.
· 1 cucharadita de café de azúcar.
· 65 ml. de de agua tibia.
· 1/2 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
· Algo menos de medio sobre de levadura.
 

 
hacer una masa de pizza casera
 

Cómo elaborar una masa de pizza casera

La forma tradicional de preparar la masa es mezclando la harina con la sal y luego crear un cono, como un volcán, donde añadiremos el resto de ingredientes, mezclados en el agua tibia. Con harina en las manos iremos amasando sobre una superficie lisa con harina, hasta que se obtenga una masa uniforme, poco o nada pegajosa y sobre todo, elástica.

Pero en esta ocasión, vamos a usar nuestro cacharro de la minipimer para picar, pero en esta ocasión lo que vamos a hacer es amasar.

1.- Pesamos cuidadosamente cada ingrediente en una báscula de cocina. La sencillez de los ingredientes se compensa con la exactitud en las cantidades.

masa de pizza casera
 
2.- Medidos cada uno de ellos, los juntamos en el bote de picar, menos el agua, que si la levadura es fresca, habrá que usarla para ayudarla a disolverse.

masa de pizza casera
 
3.- Con las cuchillas dentro, y a la mínima velocidad, vamos a amasar hasta tener una masa, del tamaño de una pelota de tenis. Si aún es algo pegajosa, puedes dar un poco más de amasado con las manos y harina; si le falta elasticidad, mójate las manos y frota la superficie de la masa; mejor con algo de harina en las manos.

4.- Tras tener esta pelota, la vamos a guardar en un reciente tapado con un trapo y la guardamos en el frigorífico durante una hora, más o menos. Esto ayuda a que la levadura haga su trabajo.

 

Terminamos de hacer la pizza

Ya casi tenemos la pizza. Ahora lo vamos tenemos que hacer es amasar un poco con las manos y asistidos por un rodillo. Hay que dar una forma circular y fina. A nosotros nos gusta hacerla realmente finita, al estilo napolitano. Eso significa trabajar algo más con el rodillo, pero el resultado merece la pena.

masa de pizza casera
 
5.- Nosotros usamos un plato metálico para el horno. Además nos ayuda a que quede perfectamente redonda. Hay dos tipos de pizza, con salsa de tomate (pizze rosse) y sin salsa de tomate (pizze biance). Llegados a este punto, casi cualquier combinación es posible.

6.- En este caso hemos puesto una salsa de tomate que teníamos, y la hemos preparado en dos gustos. Por un lado vegetariana con láminas de calabacín; Y por otro, de carne, con tiras de panceta. Le hemos añadido un pimiento verde italiano, en rodajas (pepperoni) y hemos sazonado con especias como albahaca y orégano.

masa de pizza casera
 
7.- Por último, hemos hecho una mezcla de quesos. Un queso de oveja semicurado que hemos rallado. Un queso chedar laminado, lo hemos cortado. Y un queso mozzarela, rallado.

8.- Pues ya solo nos queda meterla en horno, que lo teníamos precalentado un ratito antes a 220ºC. Al meter la pizza, os sugerimos que le pongáis el efecto ventilador para que reparta el calor, que tiene que venir de arriba y de abajo.

masa de pizza casera
 

NOTA:

Y antes de que alguien nos saque los ojos indignadamente por usar un horno eléctrico, sí, lo decimos nosotros. Lo ideal y como de verdad se consigue una buena pizza es con un forno di pietra. Pero como comprenderéis, en una vivienda actual media, o entra un horno de leña, o sus habitantes.

Pues nada, dejáis unos cuantos minutos la pizza, esto es a gusto, y ya está. Lista para disfrutar. No obstante, os daremos un consejito. Una forma de dar un gran sabor a una pizza, incluso a una comprada, es añadir un toque de aceite de oliva. Si además, como nosotros lo tienes macerado con especias o con picante, pues el doble de mejor.
 

Propuesta de maridaje

Nuestra pizza casera ya está lista. La hemos aderezado con un poco de aceite de oliva virgen o con uno macerado. No creemos que exista un único maridaje perfecto para tomar pizza, al final es a gustos. A mucha gente le gusta con cerveza. En este caso, te sugerimos una cerveza rubia sin mucho cuerpo, como suelen ser las italianas, que son muy refrescantes.

masa de pizza casera
 
Nosotros, en esta ocasión siendo con una mezcla de carne y verduras, lo tomamos con un vino tinto de Bodegas Pagos del Rey, procedente de la DO. Toro. Los vinos de esta denominación se caracterizan por ser vinos que aunque tengan crianza son muy naturales, por lo que, con el toque final de picante que añadimos con el aceite, armonizaba muy bien. Pero, cada uno tiene su gusto propio, por lo que sentiros libres de tomarla como más os guste.

Bueno, como has podido comprobar, hacer una pizza casera ya no es un misterio; nunca lo fue. Además, usando estos gadgets de la batidora, podemos hacer una masa con muy poco esfuerzo y sin manchar prácticamente nada. Y el resultado es buenísimo. ¿Cómo hacéis la pizza vosotros? Cuéntanos tu técnica en comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.