Trucos para hacer una pasta a lo pobre, rica y muy sabrosa

Pasta italiana a lo pobre

Revisamos y mejoramos esta entrada, en la que os explicamos nuestros trucos para elaborar una pasta italiana a lo pobre, fácil, económica y sobre todo, muy sabrosa. Denominamos “a lo pobre”, porque esta receta la vamos a realizar con ingredientes muy básicos y baratos, y aun así, vamos a tener un plato digno de la mejor mesa.

Esta entrada la realizamos en la primera plataforma de este gastroblog. Esta entrada es muy importante por una sencilla razón, los fundamentos y trucos, los aplicaremos en todos los platos de pasta que hemos hecho, o haremos en A Tavola con il Conte.
 

Origen de la receta

Parece que hay una consigna, de usar cosas raras y generalmente costosas, para conseguir platos de pasta realmente sabrosos y dignos de un gran restaurante. Y es algo en lo que no estamos de acuerdo. Con la pasta, se pueden usar ingredientes muy simples, y seguir teniendo platos súper buenos.

Pasta italiana a lo pobre

Durante y tras la segunda Guerra Mundial, aunque probablemente incluso antes, muchas regiones italianas deprimidas, usaron ingredientes fáciles de encontrar con los que condimentar su alimento principal, la pasta. A día de hoy, lo podríamos llamar -«¿Qué puedo hacer en 20 minutos con ingredientes que tengo en la nevera?«-.

Y, en cualquier caso, la gracia de esta receta de pasta a lo pobre será combinar ingredientes habituales en cualquier cocina, y conseguir algo muy sabroso de forma improvisada. Esperamos que os guste.

Ingredientes para preparar una pasta italiana a lo pobre

  • Pasta, puede ser larga, como spaghetti o corta, como espirales.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verdes ‘italianos’ o ‘de freír’.
  • Cebolla.
  • Ajo.
  • Laurel y otras especias.
  • Sal.
  • Unos tomates frescos, tomate natural triturado; o bien salsa de tomate frito.
  • Queso para rallar.

 
Ingredientes de la receta de pasta italiana a lo pobre
 
Con estos ingredientes tan simples vamos a preparar un platazo de pasta improvisada, pero que estará muy sabroso y sobre todo muy económico. Sobre todo, quedaros con los trucos que iremos avisando, que son los que darán ese toque especial y diferenciado que vamos buscando.
 

Preparación y trucos, para elaborar esta pasta a lo pobre

Primer truco: para cocer, usaremos un caldo en lugar de agua
1.- Lo primero es contar con un caldo, en lugar de simplemente agua. Aunque no aporta gran cosa a la pasta, más adelante es cuando veremos que es importante. Para ello, empezaremos calentando en una olla agua, a la que añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de sal. Esto es lo de siempre, pero mientras preparamos las verduras que vamos a usar en la salsa, reservamos las partes no atractivas de las verduras, para cocerlas añadidas al caldo.

Esto nos dará un fondo de verduras, que nos servirá más adelante, en otro truco que os contaremos más adelante. También os sugerimos añadir algunas especias, como laurel y orégano.

receta de pasta italiana a lo pobre
 
2.- Cuando el agua esté hirviendo a borbotones con las verduras y las especies, pondríamos la pasta a cocer. Personalmente nos gusta dejarla al dente, así que fijaros los minutos de cocción que sugiere la marca. ¿Desde cuándo hay que empezar a contar? Desde que el agua vuelva a cocer tras poner la pasta.
 
Segundo truco: La pasta se sirve inmediatamente después de cocerla, por lo que esperad a cocerla, para que esté lista cuando tengáis la salsa lista para juntar.
 
3.- Vamos a hacer una salsa de tomate y verduras, para ello iremos preparando los ingredientes para ir añadiéndolos según se necesiten. De los más duros, a los menos. Empezamos con un sofrito con cebolla y ajo que habremos picado. Partes de los ajos y la cebolla están cociendo con el caldo.
 
receta de pasta italiana a lo pobre
 
4.- El ajo si no te gusta lo puedes aplastar ligeramente y ponerlo a freír. Al estar completo, dejará el sabor, y se podrá retirar del plato sin que moleste.

5.- También picamos los pimientos, el rojo y el verde. Estos son verdaderos «pepperoni«. Cuando la cebolla y el ajo empiecen a coger un tono transparente, los añadiremos para que se frían también.

6.- Aunque nosotros ya lo hemos picado previamente usando la picadora de la batidora, prepararemos el tomate natural, mientras se fríen los pimientos. Otras opciones es usar tomate triturado en conserva, o bien una salsa ya hecha.

7.- A esta salsa de tomate con verduras, podéis añadirle algunas especias, alcaparras, una lata de atún en conserva,.. o cualquier otro ingrediente extra que tengáis ‘a mano’.

receta de pasta italiana a lo pobre
 
Tercer truco: Utilizad pasta de calidad, no toda sabe igual.

8.- Hay que coordinar los tiempos para cocer la pasta al tiempo que se hace la salsa. Aproximadamente la pasta tarda entre 8 y 12 minutos, dependiendo de marca y tipo en estar cocida. Cuando os pasáis de cocción, la pasta da igual la que fuera, pero si os gusta el verdadero sabor de la pasta italiana, dejarla al dente, y es ahí donde una buena pasta, tiene sabor. pero esto depende del paladar de cada cual.

Cuarto truco: Añadir agua de cocer la pasta a la salsa.

9.- Esto último da unos resultados increíbles. Con un cucharón, con varios viajes, añadid agua de cocer la pasta a la salsa. Como hemos hecho un caldo, esa agua arrastra sabores de la pasta. Veréis que buen resultado os da.

10.- Mezclamos bien la salsa de tomate y verduras con el agua; Hasta que sea algo uniforme y sedoso. Podéis añadir algunas especias frescas. Siempre son vuestras aliadas. Tras esto, escurrimos el agua de la pasta y la volvemos a meter en la olla. En la misma olla, añadiremos la salsa, para que se integre. Es posible que un golpe de calor final os de un buen resultado.

receta de pasta italiana a lo pobre
 
11.- Podéis emplatar la pasta. Lo normal es usar un plato hondo, porque queda bonito visualmente. Pensad que también se come por la vista. No tardéis excesivamente en comer; la pasta debe ser servida y comida.

Quinto truco: el queso siempre es vuestro aliado, tratadlo bien.

12.- El queso siempre os va a ayudar a dar un buen sabor a la pasta; pero también es muy delicado. Nunca añadáis el queso mientras esté muy caliente. Otro buen toque, es añadir unas gotitas de aceite de oliva, que es un potenciador del sabor. Podéis usar aceites aromatizados, como ya os enseñamos aquí.

Y listo, a disfrutar de un plato de pasta, al estilo italiano, sabroso y sobre todo económico.

Pasta italiana a lo pobre
 

Propuesta de maridaje para estos Spaghetti improvisados

Esta pasta es muy sencilla, aunque tenga mucho sabor. Por eso casi cualquier vino con fuerza puede ser un gran complemento para la pasta. Pensad que, si esta pasta usa ingredientes básicos, el vino también lo era en su momento.

Pasta italiana a lo pobre

En este caso, hemos seleccionado un vino tinto de la DO. Toro, un Sentero Crianza, de las Bodegas Pagos del Rey. Un vino con cierto toque rudo, típico de la esta denominación de origen, pero que hace de contrapunto a la salsa.

Y estos consejos para hacer pasta, los puedes usar con todas otras recetas de pasta, por complicadas que sean; siempre aportarán algo más de sabor, y tampoco complican la elaboración. ¿Y tú? ¿Conocías estos trucos para hacer una pasta a lo pobre tan sabrosa? Comparte tus trucos para hacer una buena pasta dejándonos un comentario.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.