Pechuga de ave al vinagre balsámico

Pechuga de ave al vinagre balsámico

Hace tiempo hicimos la dieta de los 31 días; una dieta que aunque comparte puntos con la Dieta Dukan, es menos agresiva para el organismo. Lo curioso es que esta receta pertenece a la gastronomía tradicional del norte de Italia, pues como hace años, venimos defendiendo que en Italia no todo es pasta y pizza. Así, encontramos esta receta de pechuga de ave al balsámico de Módena. Una receta fácil y sabrosa, y que si además está recomendada dentro de una dieta de adelgazamiento, pues mejor que mejor.

Recientemente, hemos visto que está también recomendada en la Dieta Keto. Así que, ¿Por qué renunciar al sabor haciendo dieta, si puedes comer sabroso y saludable?

Origen de la receta

Esta receta, con algunas ligeras variaciones procede de la gastronomía del norte de Italia, en la región de la Emilia-Romagna; no obstante, a nosotros nos llega como algo más funcional dentro de varias dietas. En esta receta usaremos champiñones que es un ingrediente típico del norte de Italia, aunque te podría valer cualquier tipo de seta. El otro ingrediente esencial es el vinagre balsámico de Módena.

Pechuga de ave al vinagre balsámico

Aceto balsamico di Modena

Vamos a incidir ligeramente sobre este vinagre de Módena. Lo primero, lo que compramos en el supermercado NO es ni parecido al verdadero Aceto di Modena que está protegido como DOP. y solo puede proceder de Módena o de Reggio Emilia, ciudades de la región de Emilia Romagna. Se comercializa, después de más de 12 años de envejecimiento en diferentes toneles de diferentes maderas; y se embotella en botellas de 100 ml, con una forma exclusiva de uso obligado.

Vinagres balsámicos, DOP e IGP

Lo más probable, y en el mejor de los casos, lo que vamos a encontrar en el mercado, es vinagre balsamico di Modena IGP. que es un sucedáneo que abarata el producto, pero que carece de las propiedades organolépticas del original. La diferencia, que tan solo tiene un periodo de maduración de unos 60 días, y se hace con técnicas industriales que aceleran artificialmente el proceso. Y en el peor de los casos, podemos encontrar vinagres industriales con azúcares, tintes y aromatizantes para engañar a los sentidos; estos ni llevan el sello de la IGP. Así que, mucho ojo.
 

Ingredientes de nuestra pechuga de ave al vinagre balsámico di modena

  • 1 pechuga de ave, puede ser pollo o pavo.
  • Vinagre balsámico de Modena IGP.
  • 60 g de champiñones laminados.
  • Queso rallado o en polvo parmigiano reggiano o granna padano (a ser posible).
  • Sal, aunque puedes usar salsa de soja.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Especias al gusto, pimienta negra en grano, albahaca, orégano,..
  •  

 
Pechuga de ave al vinagre
 

Cómo se prepara la pechuga de ave al balsámico di Módena

1.- Como vamos buscando sabor, lo primero será preparar una maceración de la carne de ave, que puede ser pollo o pavo. Nosotros hemos usado una pechuga de pollo de corral, que posee más sabor. Para ello, en un plato hondo se pone la pechuga de ave, con una pizca de sal (que puede ser una cucharadita de salsa de soja), pimienta negra y otras especias que os gusten. Y por supuesto, vinagre de Módena, nosotros usamos el IGP. Este vinagre posee bastante agua, por lo que infiltrará mejor y dejará su sabor en la carne.

Mcaeramos las pechugas de ave
 
2.- Mientras se realiza la maceración, que cuanto más prolongada sea, más sabor aportamos, se pueden ir preparando las setas. En este caso hemos usado unos champiñones. Los hemos lavado y laminados, aunque podéis comprarlos ya laminados.

3.- En una sartén vamos a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra. Tras esto, se añaden los champiñones que vamos a saltear hasta que empiecen a dorarse. Se remueven cada cierto tiempo para que no se quemen con una pala de madera, para evitar rozar la sartén.

Sofreimos los champiñones Pechuga de ave al balsámico
 
4.- Cuando están empezando a dorarse los champiñones se apartan un poco para que en la misma sartén podamos freír la carne de pechuga de ave. Se pueden poner los champiñones encima. Una vez marcados, se añade el líquido de vinagre y especias. Lo dejamos reducir un poco.

pechugas de ave a la sartén con los champiñones
 
5.- Cuando ya está reduciéndose el líquido, se añade queso parmesano o el grana padano, que son unos quesos curados de vaca; de no disponer de estos, se puede usar el queso que más guste. Tras esto, taparemos para que se cueza el conjunto y el queso se funda con la salsa de vinagre y los champiñones; y aunque la salsa queda bastante reducida, seguirá habiendo un tanto de líquido.

pechugas de ave a la sartén con los champiñones
 
Cuando todo el queso haya fundido, podréis retirar del fuego y destapar en un par de minutos, para que se quede todo el sabor. Tras esto, se puede emplatar y presentar.

Propuesta de maridaje

Esta receta está incluida en las dietas de los 31 días y en la Keto, aunque nosotros hemos hecho esta forma de preparar carne de ave en numerosas ocasiones porque además de ser saludable para bajar peso, está muy buena. En caso de estar en una dieta, se sugiere solo tomar agua, te, o bebidas no azucaradas; pero durante alguna experiencia fuera de dieta, hemos disfrutado de este plato de pechugas de ave al vinagre balsámico acompañado de vinos que trajimos de un viaje por Italia, por la zona de Chianti, en concreto, por San Gimignano. Vinos con potencia algo de astringencia, y sobre todo mucho sabor.

Pechuga de ave al vinagre balsámico
 
No obstante, con vinos de España, perfectamente os recomendaríamos unos vinos de sabores ligeramente balsámicos, como los tintos de la variedad mencía de El Bierzo o Valdeorras; ricos en estos toques especiados. En la última, ocasión, usamos un sorprendente tinto de la variedad garnacha de Gredos, procedente de la Bodega Altos del Alberche, en la DOP. Cebreros.
 
 
Y ya veis qué buena pinta puede tener este plato de pechuga de ave al balsámico de Módena, que si es un DOP. mejor, aunque nos conformamos con el IGP. Un plato incluido en algunas dietas, pero que está tan sabroso, que puedes prepararlo cuando quieras.

¿Y vosotros? ¿Seguís creyendo que la gastronomía italiana es solo pasta y pizza? ¿Sabías que hay muchas otras recetas, igualmente sabrosas y saludables, que podéis preparar en casa? Probad esta receta, y contadnos en un comentario cómo fue vuestra experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.