Pizza pepperoni casera, un clásico también napolitano

pizza pepperoni

Clásica entre las clásicas, la pizza pepperoni es una de esas pizzas más conocidas y famosas, y eso que no llegamos a comprender por qué, ya que aunque está buena, reconocemos que no es nuestra favorita. Hace poco hicimos nuestra propia versión de pizza pepperoni casera. Realmente fácil y simple de hacer, la verdad es que estaba buena y es que eso de lo hecho en casa, siempre sabe mejor.

Origen de la receta

Como siempre que hablamos de pizza, tenemos que irnos a los orígenes en el sur de Italia y en unos panes planos y redondos que se condimentaban con queso y especias desde épocas inmemoriales. La pizza moderna, como sabéis nace en Italia, con la pizza margherita, la vera pizza, que desde el año 2017 es Patrimonio de la Humanidad.

La pizza pepperoni nace en Nápoles, versionando la base de la Pizza Margherita, a la que se le añade salame, un embutido típico de la región de Campagna, muy “similar” a nuestro salchichón. Un embutido poco especiado, pero ligeramente salado y en la zona de Campagna, además se curaba ahumándolo.

pizza pepperoni

No obstante, el salto internacional de esta pizza lo encontramos en los italianos emigrados a USA, ya que pepperoni es una corrupción de la palabra “peperoni”, que significa “pimiento”. Por esto, el término más correcto sería “pizza di salsiccia napoletana piccante“, aunque ya todos conocemos esta pizza con esta denominación.
 

Ingredientes de nuestra pizza pepperoni

  • Base de pizza, a ser posible casera como ya te enseñamos a preparar.
  • Salsa de tomate.
  • Queso mozzarella fresco.
  • Rodajas de salame, salchichón ligeramente picante.
  • Especias al gusto: Al menos, pimienta negra, orégano y albahaca.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 
pizza pepperoni casera
 

Cómo preparar una pizza pepperoni casera

1.- Antes de empezar, vamos a precalentar el horno, para que cuando terminemos, esté listo para la pizza. Tras esto, vamos a preparar una base de pizza casera. Ya te enseñamos cómo hacerla hace tiempo. No obstante, hay masas de pizza refrigeradas de bastante buena calidad; Aunque no es difícil, puedes optar por esa opción si no quieres manchar y hacerlo rápido.

2.- Pondremos la masa de pizza sobre la base que usemos en nuestro horno. En nuestro caso, nos gusta tener todos los ingredientes “a mano”, sobre todo estos porque son fáciles de preparar, para ir añadiéndolos paso a paso.

pizza pepperoni casera

3.- Preparamos una base de salsa de tomate con especias, que extendemos por toda la superficie. Las especias darán ese “toque mágico” a esta pizza. Y al estar protegidos del calor directo, no se quemarán.

pizza pepperoni casera

4.- Como nuestro salami (salchichón) y el queso mozzarella estaba loncheado ya, y en rodajas muy grandes, hemos optado por cortarlas en cuatro. Con esto, ya no queda tan bonito, pero estamos buscando el sabor. Simplemente las extendemos por la superficie de la pizza.

pizza pepperoni casera

5.- Aunque nosotros con las pizzas nos equivocamos, queda más bonita la pizza con el queso debajo de las rodajas de embutido. No nos lo tengáis en cuenta. Tras esto, solo queda hornearla. A unos 170ºC y hasta que se doren los bordes y el queso se funda. Por cierto, podéis ser generosos con el queso.

pizza pepperoni casera

6.- El toque final de toda pizza, es tras hornear, dejar un minuto que se enfríe, añadiendo un chorro de aceite de oliva, ya sea una virgen extra, o como a nosotros nos gusta, un aceite aromatizado con picante, que este caso, al ser una pizza “allegro”, simplemente es ideal.
 

Propuesta de maridaje

Esta es una pizza picante y ligeramente salada, porque el salami o salchichón es siempre ligeramente salado. Esto hace que sea una pizza de sabores intensos, por lo que recomendamos maridarlo con una bebida con fuerza para acoplarse con la pizza. Nuestra sugerencia es un vino tinto, aunque también una cerveza de esas, con cuerpo. Esto es a gusto.

pizza pepperoni casera

En nuestro caso, nos decantamos por un vino tinto, italiano. Lo encontramos en una cadena de supermercados, de corte internacional. Este tinto Rubinaia, Grande Amoroso procede del sur de Italia, de la región de la Puglia. Se trata de un vino fuerte, con un toque final largo que combina perfectamente con esta pizza.

Y como ya has visto, que es una cosa muy simple, ¿Por qué no pruebas a hacerla en casa y nos cuentas en comentario qué tal te ha salido? ¿Cuál es tu pizza italiana favorita?

One Response to Pizza pepperoni casera, un clásico también napolitano

  1. Josefina

    El orden de los ingredientes no altera el producto,, se ve riquisima¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.