Patrimonio gastronómico de la Montaña Palentina; comer en la Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo

Comiendo en la Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Recientemente hemos tenido la oportunidad de disfrutar de un viaje organizado por Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, cuyo objetivo era darnos a conocer el rico patrimonio artístico del románico del norte de Palencia, pero además de estas joyas de piedra, descubrimos otro patrimonio, el gastronómico, que pudimos disfrutar en el restaurante de la Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo.
 

Escapada Románica

Este viaje de dos días, incluía la estancia en esta Posada Real de Aguilar de Campoo. Desde esta hospedería, el viaje permite conocer el propio Monasterio, un ejemplo de rehabilitación y la visita de tres muestras de gran valor artístico, como son el Convento cisterciense de San Andrés del Arroyo, la Iglesia rupestre de Olleros de Pisuerga y la Iglesia románica rural de Santa Cecilia de Vallespino.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
No obstante, nosotros luego hicimos nuestra propia ampliación libre de la experiencia de la Escapada Románica, visitando otras poblaciones del norte de Palencia, donde además disfrutamos de los otros patrimonios presentes, el natural, con varias rutas de senderismo y el gastronómico.

La estancia en la Posada Real del Monasterio de Santa María

Durante nuestra estancia en Aguilar de Campoo, como os hemos dicho, nos alojamos en esta Posada Real, rehabilitada en la antigua hospedería y estancias auxiliares del monasterio. Nuestra estancia tenía cubierta la comida, la cena y un desayuno.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 

Experiencia gastronómica en la Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo

Cada día el menú tanto para la comida como para la cena era el mismo. Pero el primer día llegamos antes y aprovechamos para comer ya, por lo que nos coincidió el mismo menú para dos servicios. Esto nos permitió conocer de primera mano todos los platos del menú.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 

Menú del primer día

Al comer y cenar, como os hemos ya comentado, conocimos todos los platos que había en este menú. Los primeros disponibles eran, Revuelto de gulas y gambas, hojaldres rellenos de morcilla y manzana, risotto de setas, ensalada templada de queso de cabra, nueces y tierra de cecina. Además, por ser fin de semana, se añadía al menú un Cocido Palentino, que esencialmente es un cocido castellano.

La verdad es que nos gustaron todos los platos, aunque si tenemos que ser críticos, el que menos nos gustó, en esto hubo consenso, fueron los hojaldres rellenos; y posiblemente lo que más nos gustó fue el risotto. Y mira que es una de nuestras especialidades. Ciertamente estaba magnífico.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Los segundos platos fueron, además del Cocido completo, Tacos de entrecot a la plancha, Merluza rellena de langostinos y salsa de marisco, Carrilleras al vino tinto con guarnición de puré de patatas, Lomos de bacalao a la salsa del piquillo y Secreto Ibérico a la plancha con patatas.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Ufff, nuevamente todo estuvo buenísimo. Estos platos, aunque “sencillos” de elaborar, requieren su toque. Algunos de ellos, puedes encontrar su receta en nuestro gastroblog, o en la sección de recetas tradicionales de Castilla y León de Destino Castilla y León.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Este menú también lo disfrutamos gratamente a la noche, aunque en nuestro grupo no creemos que nadie cenará el cocido.
 

Los desayunos de la Posada Real

Para desayunar, la Posada Real de Aguilar tiene un desayuno bufet. Este desayuno era muy completo, aunque evidentemente no tan completo como el de grandes cadenas hoteleras, pero para las dimensiones de la posada, perfecto. Lo interesante es poder coger fuerzas para un gran día de escapada románica.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Nos encantaron los panes, aunque tuvimos que cortar cada cual sus propias rebanadas. Tampoco es un problema. Incluso la fruta estaba pelada, para los más remolones de la dieta equilibrada.
 

El menú del segundo día

Nosotros nos quedamos solo una noche, y el segundo día, al no quedamos a cenar, no tuvimos la oportunidad de probar dos servicios, y con ello más platos del menú, como hicimos el primer día.

Los primeros disponibles fueron morcilla con pimientos asados, con algunas especias. Ojo, que aunque las morcillas más famosas son las de León y Burgos, no significa que en otras partes de Castilla y León no se hagan morcillas ligeramente diferentes y buenísimas. El otro plato fue una ensalada templada de pulpo y langostinos al toque de nueces y balsámico de Módena. Excelente combinación.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
Los segundos, igualmente estuvieron exquisitos. Elegimos algo tan dispar, como unas albóndigas de pescado con salsa de cítricos, y unos solomillos a la plancha con guarnición de patatas fritas.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 
En los que sí fue similar este menú, fueron en los postres disponibles, aunque con alguna ampliación extra. Y es que estando todo así de bueno, no hay quien haga dieta.

Y aunque no fuimos nosotros, un compañero de viaje se pidió un cocido palentino, por lo que tuvimos la oportunidad de al menos conocerlo. Para todos los efectos, es un cocido tradicional como el que hacen en otras partes.

El cocido es un plato que solo está disponible los fines de semana.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo
 

Los vinos de la casa

En el restaurante de la Posada cuenta con varias referencias de vinos, en blanco probamos un verdejo, aunque no vimos la etiqueta, más allá de saber que era de Bodega X Siglos, de Serrada; pero el tinto, un crianza de la DOCa Rioja de bodegas Viña Labarta. Este fue el vino que más tomamos. Un vino clásico de esta denominación.

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo

Y bueno,.. Aunque nosotros luego permanecimos algunos días más por nuestra cuenta, disfrutamos de otro de los patrimonios de esta tierra, quizás menos conocido, aunque no por ello inferior. Toda la rica gastronomía que es una fusión entre montaña y valle, mar y tierra. Sin duda, una maravilla, pese a que no tenga un restaurante en la zona de reconocido prestigio.

 

Posada Real del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo

Posada Real del Monasterio
Monasterio de Santa María la Real (ver en un mapa)
34800 – Aguilar de Campoo (Palencia)
Telf.: +34 979 12 20 00

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.