Comer en el Restaurante Blanco y Negro de Oña con RaicesCyLTB

Restaurante Blanco y Negro

Aunque este gastroblog no pertenece a la Asociación Castilla y León Travel Bloggers, si los autores, por lo que os queremos dar la versión gastronómica que vivimos el pasado viaje junto a otros compañeros por la Mancomunidad Raíces de Castilla, formada por las poblaciones de Poza de la Sal, Oña y Frías.
 

Viajando por la Mancomunidad Raíces de Castilla

Poza de la Sal

Nuestro viaje por estas tierras nos llevó a visitar estos tres pueblos, iniciando el recorrido en Poza de la Sal, un pueblo medieval cuya riqueza ancestral fue la extracción de sal. Muy conservado mantiene casi perfectamente su configuración original. Además, es el pueblo que vio nacer a Felix Rodriguez de la Fuente. A este pueblo llegamos justos, pero aun así tomamos un pequeño desayuno con un café y unas pastas locales que compramos en la plaza mayor.

Poza de la Sal
 

Oña

Tras visitar esta maravilla, nos trasladamos a Oña, donde seguimos visitando su espectacular Monasterio de Oña. En el pasado uno de los más importantes de España. Su iglesia fue panteón de los últimos condes de Castilla y de los primeros reyes de Castilla. Las antiguas huertas, hoy gestionadas como parque natural por Patrimonio Natural de Castilla y León, pueden ser visitadas. En este monasterio, cada año se celebra un espectáculo único y pionero de las representaciones históricas; El Cronicón de Oña.

Fue en este pueblo donde comimos, en el Restaurante Blanco y Negro, que se encuentra en el casco histórico.

Oña
 

Frías

Tras Oña, fuimos a Frías, aunque previamente paramos en Tobera, donde se encuentra la Ermita de San María de la Hoz. Es un barrio de Frías, la ciudad más pequeña de España; y una de las más hermosas. Subimos por la calle real, pasando por las Casas Colgantes y la Iglesia de San Vicente, para finalmente llegar al emblemático castillo roquero de Frías. Desde él, se dominan varios valles y servía para proteger la puerta del valle del Ebro.

Oña
 
 

Comer en el Restaurante Blanco y Negro

El Restaurante Noche y Día se encuentra en el casco antiguo de Oña, muy cerca del Real Monasterio de Oña. El ambiente de la sala llama a la tranquilidad, ya que al hacer esquina es muy luminoso. Los colores blancos y negros están muy equilibrados. Aunque estamos en una villa medieval, en absoluto este restaurante nos envuelve en un estilo tradicional.
 

El menú de RaicesCYLTB

Nuestro menú estaba pactado, por lo que solo pudimos elegir entre dos primeros y dos segundos. Aunque había también una opción carne blanca y vegetariano. Esto ya nos puso en aviso que estábamos frente una oferta gastronómica moderna. Hablando más tarde con los propietarios, conocimos que el chef es de origen senegalés, por lo que imprime esta visión de mestizaje de sabores.

Blanco y Negro
 

Primeros platos

De primero pudimos elegir entre una ensalada de mango con brotes frescos, queso azul y vinagreta de miel y mostaza. No solo es una combinación de colores, si no de sabores, donde el mango ofrece dulzura, los brotes frescos algo de acidez y el queso azul un poco de picante. El otro plato para elegir fueron unos nems crujientes, que consisten en unos rollitos de papel de arroz rellenos de carne picada de pollo y verduras. Una rica fusión entre el exotismo de los nems y sabores más tradicionales del relleno.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

Segundos platos

Los segundos quizás fueron más conservadores, puesto que se pudimos elegir entre unas carrilleras de ternera estofadas al vino tinto, con toques de romero, que estaban en su punto, y un plato de pescado. En este caso una corvina braseada con consassé de tomate y mahonesa de ajo. Aunque el plato es muy clásico, la forma de preparar la guarnición dejaba ver la idea de fusionar estilos.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

Platos especiales

Pero como también hemos dicho, era posible un plato vegetariano, consistente en unos calabacines rellenos de caviar de berenjena y piñones con quinoa. No lo probamos, pero hay que reconocer que estaban muy apetecibles.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

Igualmente, para los que prefieren no comer carnes rojas, había la posibilidad de tomar Yassa poulent, que es un muslo de pollo a la parrilla macerado al limón y guarnición de arroz jazmín. Este plato de origen africano, está adaptado a los paladares europeos por lo que nos dijeron. Tenía muy buena presentación.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

El vino

El vino que tomamos fue el vino de la casa. Quizás llame la atención que en Castilla y León, tierra de muy buenos vinos, se tenga un vino de Castilla la Mancha. Sin ser nada especial podemos considerarlo correcto y fácil de beber. Un tinto joven de Bodegas Dominio de Eguren. El Protocolo – Tempranillo del 2013.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

Los postres

Los que no leáis, sabéis que no somos muy golosos, pero no pudimos resistirnos, ni quisimos, a un fondant de chocolate caliente. Una tentación demasiado grande para amantes del chocolate.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 
También tomamos un Thiacry, que es un postre formado por yogurt natural, cereal de mijo, fresas y mousse de hibisco. Expectacular.

Restaurante Blanco y Negro de Oña - RaicesCyLTB
 

No podemos deciros el coste de este menú, ya que estaba pactado previamente por la Mancomunidad Raíces de Castilla. Lo que sí podemos hablaros es de las sensaciones asociadas a la experiencia, que fue sobresaliente. En cuanto a cantidades, suficiente. Sobre todo si lo que se quiere es seguir disfrutando de la tarde visitando cosas, una comida pesada no ayuda.

 

Situación del Restaurante Blanco y Negro

Restaurante Blanco y Negro
Calle del Agua, 23 (ver en un mapa)
09530 – Oña (Burgos)
telf.: +34 947 30 01 52
@: reservas@samablancoynegro.com
 
Como te hemos mostrado, en los pequeños pueblos del norte de Burgos, también se puede encontrar algo de sofisticación, disfrutando de fusiones de estilos gastronómicos. Este restaurante es la prueba, aunque como también os mostramos en otra experiencia en Burgos, es cuestión de atreverse a probar y dejarse sorprender.

Podrías recomendar otros restaurantes parecidos por la zona. Nos ha gustado mucho y seguro que volveremos. Déjanos tu sugerencias en un comentario.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.