Spaghetti al pesto Genovese

Spaghetti al pesto Genovese

Hacía tiempo que teníamos ganas de preparar esta receta de Spaghetti al pesto Genovese. Se trataba de una receta que nos enseñó la nona de un amigo italiano,.. pero que lo hacía “a mano”, machacando todo con mortero. Aquella forma, aunque muy sabrosa y natural, nos quitaba las ganas, pero desde que empezamos a usar la picadora, se nos ha quitado el miedo de preparar esta forma tan sabrosa y original de disfrutar de un plato de pasta totalmente vegetariano.

Origen de la receta

El origen de esta salsa ‘al pesto genovese’ es como su nombre indica, de origen Genovés, la capital de la región de Ligura, al noroeste de Italia. En el dialecto ligur, sonaría más como “pestu”. El ingrediente esencial es la albahaca que, en concreto, en Génova posee una denominación de origen.

El origen de esta salsa es antiquísimo incluso, es posible rastrear una receta basada en una emulsión de ajo, aceite y albahaca en época del Imperio Romano; pero no es hasta el siglo XVIII que se empieza a poner por escrito en recetarios que recogen la tradición gastronómica mediterránea. «pesto» viene del genovés pestare, que significa machacar o moler con el mortero, tal y como nos enseñaron. A la mezcla se le pueden añadir diferentes ingredientes para personalizar la salsa, aunque esencialmente se le añaden piñones, queso y un buen aceite de oliva virgen extra.

Spaghetti al pesto Genovese

Diferentes tipos de pesto

El pesto verde es el más habitual, pero no así el único. Existen algunas versiones diferentes, como el pesto rojo, que es más típico del sur de Italia, como Calabria o Sicilia, donde en lugar de albahaca usan tomates secos, o ñoras, y pimientos rojos.

Ingredientes de nuestros Spaghetti al pesto genovese

 

  • Albahaca fresca, a ser posible de la variedad de Génova, pero no es imprescindible.
  • Almendras naturales.
  • Piñones.
  • Queso de leche de oveja, un pecorino.
  • Queso de leche de vaca curado, tipo grana padano o parmesano.
  • 1 o 2 dientes de ajo, al que le quitamos el corazón para que no pique.
  • Sal gorda marina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Especias varias al gusto, albahaca seca, perejil, orégano o pimienta negra (opcionales).

 

 
Spaghetti al pesto Genovese
 

Cómo elaborar nuestra versión de Spaghetti al pesto Genovese

Aunque lo original es usar un mortero y machacar manualmente todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea, nosotros vamos a aprovechar la tecnología. Vamos a usar el complemento de la picadora de nuestra batidora a baja velocidad.

1.- Vamos a lavar las hojas de albahaca fresca, sobre todo si vienen directamente de vuestra planta de albahaca. Te dejamos aquí un link de cómo cuidar y cultivar albahaca. Siempre estará mejor que la se compra, aunque si no tienes mano para las plantas esta es la mejor opción.

2.-También vamos a preparar el ajo. No queremos que pique, por lo que lo mejor es cortarlos y quitarles el corazón del diente de ajo, que es la zona de más potencia de sabor. Queremos que tenga sabor, no que sea insoportable.

3.- En el recipiente de picadora, introducimos la albahaca, los piñones, las almendras, el ajo, y las especias que más os guste (o ninguna). Añadimos la sal gorda y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Picaremos a baja velocidad y a espacios cortos de tiempo. Queremos que picar las hojas de albahaca, no quemarla. Veréis que va surgiendo un aroma muy agradable.

Spaghetti al pesto Genovese

4.- Seguiremos añadiendo los quesos. Nosotros los teníamos ya cortados finamente. Esto ayuda a que homogenice mejor.

5.- Cuando la pasta es de un color verde claro, más o menos homogénea, podemos poner en un bol independiente. Es el momento de disfrutar de ese aroma fresco de la albahaca. Podemos corregir con más aceite de oliva, para que sea una salsa más fluida.

Spaghetti al pesto Genovese

6.- En este momento, ya se podría usar la salsa al pesto, pero nosotros la dejamos unas horas en el frigo para que se integren un poco más los sabores.

Truco: terminar de preparar la salsa al pesto.
Ya solo queda unirla a la pasta. En nuestro caso, unos spaghetti. Como te enseñamos en trucos para hacer la pasta italiana, podemos quitar un poco del frío de la salsa al pesto, con unas cucharadas de caldo de cocer, y removiendo luego.

Spaghetti al pesto Genovese

A la hora de servir, podéis o poner un poco de salsa al pesto sobres vuestra pasta, o bien mezclarla antes de servir. En la primera opción el comensal puede elegir cuanta salsa quiere tomar.

Propuesta de maridaje

Esta forma de preparar unos Spaghetti al pesto es bastante versátil a la hora de maridar. Nosotros, lo hemos probado con varios vinos distintos, según lo que tuviéramos ‘a mano’, así lo hemos tomado con tintos jóvenes, rosados, y blancos.

Spaghetti al pesto Genovese

En esta ocasión, aunque no se ve muy bien, el vino usado en esta armonía fue un vino tinto joven ecológico, de la DO. Rioja; el Faustino Organic, procedente de Grupo Faustino Bodegueros; un vino tempranillo monovarietal, con una buena capa e intenso color rojo púrpura, propio de su juventud. Luego sus toques aromáticos a frutos rojos que redondea un paso fácil y armonioso, con un toque frutal final.
 
 
Y ya ves, que esta salsa tan origina es muy sencilla de preparar, especialmente con una picadora. ¿Conocías esta salsa al pesto italiana? ¿Cómo la preparas tú? Cuéntanos en un comentario con qué tipo de pasta te gusta más disfrutar de esta salsa. Es mucho más versátil de lo que parece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.