Tagliatelle al nero di seppia con gambas

Tagliatelle al nero di seppia con gambas

Queremos compartir de nuevo esta receta de Tagliatelle al nero di seppia con gambas, revisada y mejorada, ya que usar una pasta negra, poco habitual en nuestras cocinas, resulta una forma muy atractiva de presentar un plato de pasta. Ahora bien, su salsa de acompañamiento tiene ciertas limitaciones, aunque tan solo simplifican la receta final.

Origen de la receta

Aunque se trata de pasta italiana, no encontramos nada coherente sobre cuándo se empieza a teñir la pasta con la tinta de calamar. Esto nos hace suponer que es relativamente moderno y respondiendo a una forma de diversificar cromáticamente este ingrediente tan básico y universal como es la pasta.

Tagliatelle al nero di seppia con gambas original

Como en la publicación original, os volvemos a pedir que si podéis aportar algo sobre el origen de esta pasta, nos lo hagáis saber en un comentario.

Ingredientes para elaborar Tagliatelle al nero di seppia con gambas

  • Un paquete de pasta tagliatelle al nero di seppia
  • 200 gramos de gambas frescas
  • 4 ó 5 palitos de surimi, palitos de cangrejo (opcional)
  • 2 pepperonccini o guindillas cayenas.
  • Sal marina.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Especias, al gusto.

 
Ingredientes para hacer unos Tagliatelle al nero di seppia con gambas
 

Cómo elaborar unos Tagliatelle al nero di seppia con gambas

1.- Empezaremos pelando las gambas o los langostinos, con las cáscaras, patitas y cabezas, podemos hacer un caldo en el que cocer la pasta. Para ello, cocemos en un cazo estos restos; Añadimos un poco de sal y un diente de ajo. Después de cocer un minuto, tan solo queda filtrarlo y añadir un poco más de agua para cocer la pasta.

2.- Las gambas en sí, las lavaremos y le quitaremos la tripa. Después, las reservaremos.

3.- Hay que laminar un par de dientes de ajo, si no te gusta muy fuerte, quita el centro, que es donde se concentra el picante. También cortaremos unos pepperonocini o guindillas cayenas. Rehogaremos esto en una sartén con aceite de oliva virgen extra caliente.

Tagliatelle al nero di seppia con gambas

4.- Mientras se fríen bien las láminas de ajo en el aceite de la sartén, vamos a ir cociendo la pasta. Lo haremos con el caldo que hemos preparado antes con los restos de las gambas. Ya tiene sal, por lo que solo hay que añadir algo más de agua y unas gotas de aceite de oliva.

Caldo para cocer los Tagliatelle al nero di seppia

El tiempo de cocción de la pasta vendrá indicado en el paquete. Prácticamente en todas las marcas indican dos tiempos; El primero es para dejar la pasta al dente, algo más dura, o para dejarla cotta. Nosotros nos decantamos siempre por la primera. Pero en este caso, vamos cocerla incluso un poco menos de como indica, porque le daremos un segundo golpe de calor con la salsa.

5.- Mientras se cuece la pasta, se añaden las gambas al aceite caliente con ajo y guindillas. Estamos haciendo una especie de gamas al ajillo. En cuanto empiecen a coger un color rosado, es que ya están. No os paséis, porque las gambas se encogen y se ponen duras. También le damos un golpe de calor a los palitos de surimi.

Tagliatelle al nero di seppia con gambas

6.- Justo antes de que esté cocida la pasta para vuestro gusto, la retiramos de fuego, la escurrimos, reservando un poco de caldo, que podemos usar luego para ligar el conjunto del aceite con las gambas.

en la misma cazuela los tgliatelle cocidos y la salsa

7.- En la olla de cocer la pasta, volvemos a echar la pasta cocida, añadimos el aceite con las gambas y los palitos de surimi y el resto de caldo, que hemos reservado. Mezclamos con una cuchara de palo, mientras le damos un golpe de calor al conjunto, para que se homogeneicen los sabores. Y ya solo queda preparar para presentar.

Propuesta de maridaje

Presentados los Tagliatelle al nero di seppia con gambas en un plato hondo, buscaremos un vino fresco que le dé un aporte fresco a esta pasta, que juega con ingredientes procedentes del mar. En la versión anterior, os recomendamos el rosado Nicte, elaborado con la variedad Prieto Picudo por Bodegas Avelino Vegas. Alegre divertido, funcionó de maravilla.

Tagliatelle al nero di seppia con gambas

Para esta revisión, nos hemos quedado con otro vino fresco, aunque en este caso un blanco joven de la Bodega Virgen de la Poveda de la variedad Malvar; un vino que como el Aceña joven, está amparado por la DO. Vinos de Madrid. Fresco, afrutado, es una combinación muy interesante para este platazo de pasta.
 
 
Y como podéis ver, la presencia de los Tagliatelle al nero di seppia con gambas es muy atractiva, además de muy diferente a lo normal; Y sin olvidar que podéis jugar con ese toque picante, que lo hace divertido. Aunque esta es solo una propuesta; seguro que podéis sugerirnos otras alternativas con pasta negra.

¿Y vosotros? ¿Habías cocinado ya pasta negra? ¿Cómo fue vuestra experiencia? Contadnos en un comentario cómo os resultó un plato como estos Tagliatelle al nero di seppia.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.