Tarta de requesón y mandarinas, un dulce tradicional siciliano

Tarta de requesón y mandarinas

Adelantamos esta publicación de una tarta de requesón y mandarinas, para que podáis usarla, si queréis en las fiestas que llegan. Esta receta, procedente de la isla de Sicilia es típicamente invernal, cuando los cítricos están en su mejor punto de maduración.
 

Origen de la receta

No hemos podido rastrear un origen exacto en la isla italiana de Sicilia, que es donde sí hemos saber que surge esta forma de preparar un dulce. Entrando en la mera especulación, un posible origen puede estar en la presencia sarracena en la isla durante la edad media.

Tarta de requesón y mandarinas

El formato de tarta que hemos usado, no deja de ser una versión del tradicional cannolo siciliano, cuyo origen si está rastreado a la presencia norteafricana, aunque la tradición de uso del queso ricota finalmente asoció este dulce a las fiestas de carnaval. Esta propuesta, queremos dejar claro, no deja de ser una simple hipótesis.
 

Ingredientes para elaborar una tarta de requesón y mandarinas

 

  • Para la masa:
    • Partir de una masa de hojaldre, bien sea refrigerada, fresca o hecha anteriormente.
    • Harina de trigo.
    • Mantequilla.
    • 2 yemas de huevo.
    • Azúcar.
    • Un licor ligero, como un limoncello.
    • Una pizca de sal.
    • Raspaduras de naranjas o mandarinas.
  • Para el relleno
    • Queso de untar; lo tradicional es un queso requesón (ricotta), aunque hay quién lo sustituye por mascarpone.
    • Azúcar.
    • 3 yemas de huevo.
    • Varias mandarinas al gusto.
    • Las 3 claras de huevo, para montar al punto de nieve.

 

 
Ingredientes para preparar una tarta de requesón y mandarinas
 

Cómo elaborar una tarta de requesón y mandarinas

1.- Empezamos haciendo la masa. Se podría usar una masa de hojaldre ya elaborada, hacerla manualmente, o bien partiendo de una masa madre, personalizarla para que tenga el gusto que queremos a cítricos, que es lo que finalmente hicimos nosotros.

Tarta de requesón y mandarinas

2.- Tanto si queréis hacer la masa, o bien personalizar una masa ya elaborada, hay que juntar mantequilla ligeramente caliente, harina de trigo, un chorro de licor, nosotros hemos usado un limoncello, por ser un licor de toques cítricos, 2 yemas de huevo y azúcar. Lo ponderemos en un bol grande donde lo mezclaremos hasta conseguir una masa homogénea.

3.- Cuando la masa empieza adquirir cierta homogeneidad, pondremos un poco de sal y las ralladuras de naranja o mandarinas, y seguiremos amasando. Como es una masa muy pringosa, os sugerimos tener “a mano” harina para seguir amasando, además de ponérosla en las manos.

Tarta de requesón y mandarinas

4.- Cuando tengamos una masa de hojaldre que ya no sea pringosa y muy homogénea, la dejaremos reposar como una hora en el bol, tapado con un trapo y a temperatura ambiente.

5.- Vamos a preparar el relleno. Para ello, en otro bol juntaremos una tarrina de requesón, azúcar y varias yemas de huevo, las claras las usaremos luego, así que las reservamos (también las claras que no usamos en la masa). Estos tres ingredientes los mezclaremos hasta conseguir una crema espesa. También podríamos añadir más ralladuras de naranja.

Tarta de requesón y mandarinas

6.- Las claras de huevo las vamos a batir hasta ponerlas “al punto de nieve”. Para ello hay dos opciones, manualmente con unas varillas de levantar claras, o usando la batidora con las varillas como complemento. Para que no se caiga esta especie de merengue.

7.- Pelamos varias mandarinas y las desgajamos. Si son muy grandes, podemos cortar los gajos a la mitad. Tras esto, juntaremos la crema de requesón, con las mandarinas y con las claras batidas.

Tarta de requesón y mandarinas

8.- En una bandeja para el horno, extenderemos la mitad de la masa de hojaldre que hemos preparado. Hay que tapar tanto la base, como las paredes. Podéis untar un poco de mantequilla o aceite de oliva, aunque tampoco es imprescindible.

Tarta de requesón y mandarinas

9.- Sobre esta base de masa de hojaldre, vertimos el relleno de requesón y mandarinas; y taparemos con una capa de hojaldre. Si como a nosotros no mediste bien, puedes hacer tiras y cubrir formando una rejilla.

Tarta de requesón y mandarinas

10.- Tan solo nos queda hornear esta tarta. Para ello, habremos precalentado el horno mientras hacemos el relleno. Otra forma de adornar, aunque nosotros no lo usamos, es “pintar” la superficie con un huevo batido. Esto dará un toque más dorado. En el horno tiene que estar durante 35 minutos, a la temperatura de 200ºC. Y luego dejar que se enfrié.

Y ya está. Listo para disfrutar como postre.

Tarta de requesón y mandarinas
 

Propuesta de maridaje

La verdad es que un postre así no es sencillo de maridar. Posiblemente, lo mejor sería con un vino prosecco, que es el típico vino frizzante, equivalente al cava o al champagne, pero a la italiana. Aunque, siendo al final de una comida, y más en navidades, es posible que la mejor opción sea un digestivo, como un limoncello.

Tarta de requesón y mandarinas

Y como has podido ver, este dulce, de tarta de requesón y mandarinas, típicamente del sur de Italia es muy fácil de preparar y no supone un gran esfuerzo, ni siquiera hacer la masa, ya que podrías haber partido de una masa ya hecha. Pero sobretodo, es divertida de hacer junto a lo más pequeños de la casa. Podría ser el complemento perfecto a pasta alla norma, que ya os mostramos a preparar, y que es también procedente de Sicilia.

¿Conocías esta forma de preparar tartas de requesón? ¿Qué te ha parecido hacer así una tarta? Si conoces otras formas de hacer tartas similares, comparte con todos tus experiencias, dejando un comentario.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.