Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

Estamos de vuelta de la Semana Santa, y vamos a tratar de contaros un sitio que visitamos a la hora de comer en Madrid; Se trata del Restaurante La Tasca de Ventura. Se trata de un céntrico restaurante junto a la Casa Museo de Cerralbo, entre el Templo de Deboh y la Plaza de España de Madrid.

¿Y cómo llegamos aquí?

Básicamente por casualidad. Teníamos idea de visitar la Casa Museo de Cerralbo, pero la hora que era, ya era algo tarde y si esperábamos la cola, saldríamos o muy tarde, o la visita sería exprés. Así que ya que estábamos allí, nos decidimos tomar un vino mientras se hacía la hora de comer. Y así fue como encontramos este restaurante, haciendo esquina. Entramos a hacer un aperitivo, y ya nos quedamos allí a comer.

Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

La experiencia comiendo en la Tasca de Ventura

Inicialmente tan solo teníamos idea de tomar un aperitivo y luego buscar otro sitio donde comer, en principio era plan tapeo por el centro de Madrid,.. por eso, os vamos a contar que inicialmente nos sentamos en la zona de la barra, entre unas sillas y mesas altas, donde disfrutamos de unos vinazos de la DO. Ribera del Duero, Valtravieso. Este vino ya sabíamos que nos iba a gustar, porque hace tiempo visitamos y vivimos una experiencia de enoturismo #VatraviesoVT.

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

Junto a estas copas de vino, nos sirvieron unos aperitivos para picar, que como siempre decimos, siempre es bienvenida la cortesía, aparte que, además, den más ganas de seguir tomando algo.

El local

El local recupera un bajo de un edificio histórico de Madrid. La parte abierta al público está a nivel de calle, aunque cuenta con unas bodegas, que suponemos que harán de almacén y que no son visitables. Prácticamente toda la fachada disponible está acristalada, por lo que posee una iluminación natural muy agradable.

Como hemos dicho, la parte abierta al público está dividida en dos zonas. Junto a la barra haciendo de bar donde puedes picar o tapear algo y es resto, la mayor parte, que es comedor. Además, las cocinas y baños se encuentran junto a la barra del bar. Nosotros, disfrutamos de ambas partes.

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

El Menú

Aunque el restaurante cuenta con una carta bastante interesante, también es posible tomar un menú del día muy atractivo, incluso días festivos o de fin de semana. Esto nos ha gustado, porque como finalmente no pudimos realizar la visita que habíamos pensado, tenemos que regresar.

En nuestra visita, finalmente fuimos en una combinación de a carta y a menú, porque no había grandes diferencias y simplemente fuimos “a capricho”.

Primeros

Nuestros primeros fueron finalmente algunos repetidos, así que no podemos hablaros de más platos que estos. De primero, tomamos un salteado de arroz con verduras y chipirones, que estaba muy bueno, aunque lo llamaban falso risotto, y de risotto, solo tenía el arroz, aunque no lo vamos a tener en cuenta. Otro primero fue una ensalada de ventresca de atún y tomate; simple, pero muy buena. Y por último, unos judiones estofados; que quieras que no, con el mal invierno que hemos pasado, entraba de maravilla y un plato de cuchara.

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

Segundos

Nuevamente entre los segundos, hubo repeticiones. Tomamos un riquísimo costillar de cerdo asado, que estaba en su punto de asar, y que se acompañaba con unas patatas panaderas que estaban que se salían del mundo. También hubo quienes pidieron otras carnes, como un chuletón de ternera y lomo, que, sin duda, tanto por presencia como por aroma, estaba exquisito. Otro segundo fue un bacalao con patatas, que vale que no estemos en Portugal, donde hemos disfrutado de unas recetas excelentes de bacalao,.. pero estaba francamente bueno.

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

Los postres

Os tenemos que indicar que las raciones fueron abundantes, y nosotros no pedimos postre, pero no así otros acompañantes, que compartieron un brownie de chocolate casero, que además, estaba caliente y hacía contraste con la bola de helado de vainilla. Nosotros, más conservadores, tan solo tomamos café.

 Experiencia gastronómica en la Tasca de Ventura

El vino que acompañó a nuestra comida

Pues ya que habíamos visto que el Valtravieso crianza estaba tan perfecto, nos decantamos por el Valtravieso Finca Santa María, roble 2016, algo más ligero. Simplemente perfecta la combinación de variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot.

Y a la hora de pagar

Pues no sabemos exactamente cuánto pagamos, apenas pasamos de los 100 € para cuatro personas, que si incluye un vino, que sin ser muy caro, no es barato, salimos a una media de 27 €/persona. Siendo un festivo y combinando platos de carta y de menú, pues lo consideramos aceptable. Es un precio medio de la zona.

Situación de La Tasca de Ventura

La Tasca de Ventura
Calle Ventura Rodríguez, 9 (ver en un mapa aparte)
28008 – Madrid.

Y bueno, esta fue nuestra experiencia. Sinceramente creemos que vamos a regresar, porque es un buen sitio para disfrutar de un buen menú, y a un precio muy interesante. A diario el menú del día es mucho más económico, aunque aún no lo hemos probado.

Y tú que conoces esta zona del centro de Madrid, ¿Qué otros restaurantes de la zona nos recomendarías para nuestra próxima visita a la zona del Templo de Deboh? Déjanos un comentario con tu sugerencia, o con tu experiencia en esta, la Tasca de Ventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.