Vino blanco Chacomena, el Chacolí de Las Merindades de Burgos

Vino blanco Chacomena

Recientemente hemos viajado por la cornisa cantábrica, buscando disfrutar de una de las mejores gastronomías de España. Recorrimos las tres capitales vascas, además de algunos pueblos importantes, las Merindades de Burgos, raíces de Castilla; y luego pasando por el Valle de Pas y Santillana del Mar, la gastronomía cántabra, para pasar por Asturias y el norte de Galicia.

Sobre todo en nuestra primera parte del viaje, disfrutamos de varios vinos tipo txacoli de sus tres denominaciones de origen. Pero al llegar a Burgos, descubrimos un vino chacolí, de gran tradición y arraigo, pero que han debido denominar Chacomena, por elaborarse en el Valle de Mena. Este vino lo conocimos gracias a nuestra amiga @DamaDeBlanco.

Queremos rendir un homenaje a estos productores poco o nada reconocidos, que han logrado defender un nombre en base a una tradición que puede datarse al menos hasta el siglo XII. Probablemente no sean los mejores vinos, pues la falta de tecnología y conocimiento aún les resta capacidad de lograr mejores cotas, pero que aún así, sigue siendo de interés.

Viñedos en el Valle de Mena
 

Elaboración del chacolí en las Merindades de Burgos

El chacolí (txakolin en euskera) es un vino blanco que se produce en el País Vasco, Cantabria y Burgos, y en algunos lugares de Chile. Se elabora a partir de uvas verdes, lo que provoca una cierta acidez.

Aunque por asuntos políticos el chacolí solo tiene Denominaciones de Origen en el País Vasco, esta forma de elaborar vino se encuentra tanto en Cantabria como en el norte de Burgos. Desde el siglo XII se tiene documentada la elaboración de estos vinos en las Merindades de Burgos, aunque se puede llegar a rastrear hasta época romana, parece ser.

No obstante, el txacoli ha sido registrado por el gobierno vasco ante la pasividad del resto de regiones productivas. Esto ocasionó que cuando en el Valle de Mena, lanzaran este Chacomena, tuvieran que llegar hasta el tribunal de la Unión Europea para ratificar la posibilidad de usar esta denominación, para diferenciar txacoli, de chacomena.

origen del chacomena en el Valle de Mena
 
Las tres denominaciones de origen existentes actualmente son:
Arabako Txakolina: denominación de origen de Álava, concretamente en el Valle de Ayala.
Bizkaiako Txakolina: denominación de origen de Vizcaya, sobre todo en Baquio y Valmaseda.
Getariako Txakolina: denominación de origen de Guetaria (Guipúzcoa). Principalmente en Guetaria, Zarauz y Aya.

Txacoli, el chacomena del País Vasco

 

Cata del vino blanco Chacomena

Variedades de uva: Es un mezcla de las variedades hondarribi zuri, folle blanche y riesling.

Denominación de Origen: Se trata de un vino de mesa, ya que aún no existe ninguna agrupación burgalesa que recoja la producción de vino chacolí, aunque se está trabajando en una I.G.P.

Botella de Chacomena
 

Características del chacomena

Este vino chacolí presenta un bonito color amarillo pajizo, aunque bastante limpio, presenta alguna opacidad.

Aromáticamente presente notas de frutas frescas, como a manzana fresca. Es ligeramente licoroso, aunque puede ser por ser un vino joven de corta duración, por lo que puede terminar a endulzar. Al agitar se abre y ofrece algún toque floral también.

En boca, este vino presenta una potente acidez, que aunque con algún toque cítrico, resulta más ligero con un toque ligeramente amargo final. Aunque nos han hablado de una cierta aguja de una fermentación secundaria, se intuía más que se evidenciaba.

disfrutando el Chacomena
 

Nuestra impresión

Este es un vino muy ligero, y aunque sin excesivo alcohol, declara 11º, presenta un toque amargo que es mejor pasarlo a temperaturas frías, que es cuando realmente permite llegar a disfrutar de un vino de lo más divertido, como dirían nuestros amigos de la Señorita Malauva.

El exceso de acidez puede hacerse pesado, pero aún así está bien para un chateo entre amigos, o acompañar un buen pescado. Carece de la salinidad de los txacoli vascos que hemos probado, cosa que agradecemos en muchos casos.

Valoración de 2 sobre 5 para este vino

Estamos frente a un vino correcto, pero con mucho recorrido aún.
 

Propuesta de maridaje

Este vino aunque tiene mucho por recorrer para entrar a formar parte de los grandes vinos, resulta agradable bien fresco para tomar con algo ligero en plan chateo, como fue en nuestro caso, acompañando a un bollo local llamado “Torto menés“. Sin duda bien fresquito la acidez marcada típica, puede combinarse con unos pescaditos en vinagre o fritos.

disfrutando el Chacomena

Aunque ojo, que esa acidez que tanto caracteriza a este vino, puede volverse en contra, si se deja calentar.

Y no podemos más que quitar hierro al asunto, con el mismo vídeo que nuestro amigo Bodegas Ateneo con su comentario sobre los chacolí de Merindades de Burgos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *