Vinos de Bodega Vega del Castillo

vinos de Bodega Vega del Castillo

Esperamos recordéis, hace tiempo viajamos junto a los compañeros de Destino y Sabor por Navarra. Allí disfrutamos de varios días haciendo turismo y conociendo la gastronomía local. Pasamos entre otros sitios por Pamplona y otros lugares del Camino de Santiago navarro. Pero a la vuelta, en Olite, hicimos una parada para profundizar más en los vinos de la DO. Navarra.

En este viaje compramos un estuche de 3 botellas de la Bodega Vega del Castillo. Una bodega incluida en la Ruta del Vino de Navarra.

Bodegas Vega del Castillo

Esta bodega se sitúa en el corazón de Navarra, una región con unos grandes vinos. En este contexto, con mucha ilusión Don Victoriano Flamarique fundó esta bodega en 1911, por lo que ya estamos hablando de una bodega centenaria.

Bodega Vega del Castillo

Don Victoriano funda la primera bodega cooperativa, que con las fusiones de otras bodegas de la zona, permiten crear la actual bodega Vega del Castillo, en Olite.

Vinos de Navarra

La vid es introducida en España por los romanos, que desplazan a la cerveza como bebida nacional. Los celtas e íberos bebían de esa tradición norte europea más próxima a esta bebida, pero la adaptabilidad de la vid y las condiciones de suelo y climatológicas, hicieron a Navarra en concreto, aunque en general a toda la península, un lugar de producción de grandes vinos.

Castillo de Olite, reclamo de la Ruta del Vino de Navarra

En Navarra es por donde penetra el Camino de Santiago en España y como se ha dicho, una auténtica autopista de la cultura europea. Así con la llegada del Conde Teobaldo I, Conde de Champagne, empieza el cultivo de la vid en serio como negocio.

Nuestra experiencia en tienda

Estuvimos realizando una visita a Olite, que por cierto nos encantó, y ya casi a la hora de marchar, vimos las instalaciones de esta bodega Vega del Castillo, en los extramuros de la ciudad vieja.

Tienda de la Bodega Vega del Castillo en Olite

Previamente habíamos estado disfrutando de algunos vinos excelentes, como el rosado Príncipe de Viana, de que ya te hemos hablado, y aunque lejos ya en el tiempo, también nos gustó el tinto crianza Argaray; pero en realidad, esta es una zona vitivinícola que nos es francamente desconocida.

Entramos en la tienda, y vimos gran cantidad de referencias de vinos de esta bodega, así que tratamos de informarnos de los vinos que elaboraban y si tuviéramos que elegir solo tres, qué nos sugerirían. La verdad es que el planteamiento de la comercial no fue especialmente acertado, sin ningún conocimiento de vinos para poder aconsejar.

Con estas, nos decantamos con estos tres que os vamos a desgranar uno a uno.

Comentarios a las degustaciones de los vinos de Bodegas Vega del Castillo

Para llevarnos una pequeña representación de los vinos de esta bodega, elegimos un blanco, un tinto y un rosado, pensando así en tener una representación genérica de los vinos de esta denominación de origen Navarra, aunque es una muestra insignificante. Asumimos eso.

vinos de Bodegas Vega del Castillo

Vega del Castillo Rosado Lágrima

Queremos empezar con el que más nos gustó, aunque fue el último en ser degustado. Veníamos de un mal concepto de los anteriores, pero con este, se redimió la experiencia.

 

 
Cata del Rosado Vega del Castillo
 
Variedad de uva: Se trata de un monovarietal de uva garnacha a la que se le ha realizado un sangrado.
Origen del vino: Vino rosado amparado por la DO. Vinos de Navarra.

Este vino presenta un precioso color rosa intenso, muy luminoso y de un lagrimal fino.
Aromáticamente es muy fresco; a unos frutos rojo muy frescos pero en su punto; fresa pura.
En boca es todo fruta. La fresa que se intuía en nariz se hace presente, con un toque picante de lo más refrescante. Está perfecto de acidez.

Valoración de 4 sobre 5 para este vino

Este fue sin duda, el mejor de los tres, pero con diferencia. Se presta a ser tomado en casi cualquier momento, porque está muy equilibrado entre la acidez y el alcohol, por lo que vale para un maridaje tipo coctel, un chateo informal, o acompañando a una comida. A nosotros nos fue muy bien con un unos gnocchi ai quattro formaggi; un buen equilibrio y un buen maridaje.


 

Galimatías Cabernet Sauvignon

De los tres, el peor. Y mira que la variedad Cabernet Sauvignon es famosa por ser una que gusta a todo el mundo por su gran equilibrio. Pero en este caso, le faltaba vida.

 
Variedad de uva: Se trata de un monovarietal de uva Cabernet Sauvignon con una semicrianza de cuatro meses en barrica.
Origen del vino: Vino tinto amparado por la DO. Vinos de Navarra.

En copa presenta un vino rojo picota, con un ribete ligeramente anaranjado y de capa media. Un tanto oxidado para ser un tinto roble.
En nariz encontramos unos frutos rojos sobre maduros.
En boca pierde bastante, con unos toques más próximos a fruta compotada, con un gran tanino.

Valoración de 2 sobre 5 para este vino

Tenemos que decir que este tinto fue el peor de los tres sin duda alguna. Caído de color y con oxidación, esperábamos más. Lo usamos con unos rollitos de carne, unos involtini di pollo, tacchino e formaggio que lo salvaron un poco.

 
Cata del Tinto Galimatías de Vega del Castillo


 

Vega del Castillo Chardonnay

Era la primera vez que tomábamos un blanco de la variedad Chardonnay y no sabíamos qué esperar. Correcto sin más, bien frío permitía un buen disfrute, pero sin levantar pasiones.

 

 
Cata del Blanco Chardonnay Vega del Castillo
 
Variedad de uva: monovarietal de uva Chardonnay
Origen del vino: Vino tinto amparado por la DO. Vinos de Navarra.

A copa parada presenta un color amarillo dorado, más de lo que solemos estar habituados con la típica verdejo, pero igualmente brillante y limpio.
En nariz es divertido, con toques tropicales que no sabríamos que decir, si es de la variedad o por la adicción de otras levaduras. Con toques a piña y plátano.
En boca tiene un paso largo, aunque le falta acidez para conseguir esa frescura que nos gusta. Pero es agradable y de buen paso.

Valoración de 3 sobre 5 para este vino

Este vino nos gusta más que el anterior. Es interesante y aunque no nos enamora, no es un vino que a priori rechazaríamos. Lo tomamos con un ceviche de salmón, por lo que combinó muy bien con el ácido graso del salmón. La frescura de la lima tapaba la acidez del vino, que no era capaz de sobreponerse.

 
Y con esto terminamos nuestra experiencia. Quizás no fue la mejor bodega; quizás, no nos orientaron correctamente; quizás, fuimos demasiado audaces buscando variedades desconocidas,.. pero de estos tres vinos, el único que realmente nos enamoró fue el rosado, que tuvimos que frenarnos, para no acabar con él a la primera.

Por tanto, salvo el rosado, que fue sobresaliente, estamos seguros que hay cosas mejores dentro de esta bodega, Bodega Vega del Castillo o en la DO. Vinos de Navarra; ¿Qué otras referencias nos sugerirías para desquitarnos de esta experiencia? Déjanos un comentario con aquella referencia que crees que nos podría encantar de esta bodega o de otra dentro de la DO. Vinos de Navarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.